martes, septiembre 27, 2005

Galenos y Rambos.



Galenos y Rambos

El 24 de abril de 1987 arribé a Nicaragua formando  parte de un grupo de médicos y enfermeros para trabajar durante dos años como internacionalistas. Éramos unos 20 en total e inmediatamente nos trasladaron a la muy conocida Villa Nejapa, otrora Mega- Posada enclavada en la Carretera vieja a León, ahora devenida en albergue colectivo para el personal de la Misión Médica Cubana localizado en la capital.
La así llamada Revolución Sandinista había dado al traste con la dictadura somocista en julio de 1979 y lejos de promover un proyecto social viable que aglutinara a toda la sociedad nicaragüense y proveyera la necesaria justicia social para aquel país,  apostaron por destruirlo, echándole mano a las conocidas recetas incendiarias y el discurso demencial de su inspirador caribeño.
Pero llegué allí, como suele llegar alguien ávido de servir al prójimo. Contaba  con una adecuada preparación profesional y creyéndome que solo con el buen hacer y la nobleza de intenciones bastaba. Estaría durante dos años trabajando como Especialista de Medicina Interna, aun cuando mi formación era como Especialista en Oncología.
Al día siguiente nos reunieron en un estrecho local donde aparecía colgado de la pared un mapa de grandes dimensiones del país. Un funcionario de la Embajada Cubana comenzó su charla. Aquel arrogante lejos de explicarnos las condiciones higiénico-epidemiológicas  y las características del trabajo que íbamos a desarrollar,  hizo un pormenorizado análisis de la situación política de Nicaragua bajo la férula sandinista  para pasar de inmediato a explicar la situación militar de un conflicto, que los expertos por aquel entonces llamaban de “baja intensidad” .  En realidad, allí se estaba librando una Guerra Civil de “baja intensidad”; pero que desgastaba a ambas partes en el  conflicto y al país en su conjunto.
Dos días estuvimos limpiando los cuartos sucios de aquella Villa-Posada, situada en medio del campo y teniendo como proximidad un campo de pelota (Basseball) y un Cementerio. Nadie decía nada, pero aun faltaba lo mejor.
Hospital "Bernardino Diaz Ochoa" Granada, Nicaragua. Lugar donde
trabaje como medico especialista en el 1987
Al cuarto día el Jefe de Brigada nos ordenaba que nos alistásemos para recibir el módulo militar. ¿Módulo militar? , ¡Eso si era una sorpresa! Fuimos llevados en un Ómnibus tipo “aspirina’ hasta una Unidad Militar enclavada en la ladera de una montaña, muy cerca de lugar donde vivíamos. “Serranillas”, así se llamaba el lugar y era el campamento principal y sede del mando militar de las tropas cubanas en Nicaragua. Superados los 3 niveles de postas  conformada por soldados nicaragüenses y cubanos, llegamos al almacén donde nos proveyeron de  trajes militares de campaña, botas, casco, mochila completa, fusil de asalto AK-47M y 380 balas.., ¡ah y la bayoneta! Nuestra brigada además contaba con una caja de granadas y un lanzacohetes RPG-7 con su dotación de cohetes antitanques.
Dos semanas después de llegar a Nicaragua ya estábamos estrenando nuestra  indumentaria militar y equipamiento, a la par de que habíamos comenzado nuestras actividades de asistencia médica laborando en el Hospital de Granada, tercera ciudad en importancia de Nicaragua.  Marchas, prácticas de tiro, ejercicios de asalto y camuflaje. En las estribaciones del Volcán Santiago, con la cara tiznada y arrastrándome según las instrucciones dadas por el sargento, me había convertido en apenas un mes de Galeno en “Rambo revolucionario e internacionalista”; presto a combatir a los Marines que intentaran pisar la Patria de Sandino. Raros mimetismos los que provocan los comunistas; había salido de Cuba como Medico y días después, además de trabajar como tal,  me arrastraba por las escarpadas laderas del Mombacho  como un Rambo”, cargando con mi fusil de asalto y con los pies llenos de llagas y adoloridos.
Es que los militares cubanos padecen  el “Síndrome de Grenada”. Aquel evento que en el año 1983 enfrentó a los marines con las tropas cubanas en la isla caribeña de Grenada; con el saldo militar y el costo político que todos conocemos. Por eso en Nicaragua los militares cubanos  siempre repetían hasta el cansancio: “aquí no puede pasar lo de Granada”.
En Nicaragua cada internacionalista era un soldado que sumaba a la preparación militar adquirida en Cuba, el entrenamiento mensual que se efectuaba durante todo un domingo. Además se establecía un día de la semana para atender la “técnica’ esto es: desarmar, amar y  limpiar el AK-47M; también  revisar todo el material de guerra.
Unos dos mil militares cubanos conformaban el personal, sobre todo de entrenamiento, dislocado en Nicaragua por aquel entonces, a los que se suman los trabajadores internacionalistas, funcionarios y otro personal de apoyo o en tránsito. Había  una Misión Militar Cubana en cada región y/o departamento administrativo  y un reducido grupo de la contrainteligencia militar localizado cerca del poblado de San Marcos. No tengo datos de cuantos militares cubanos estaban involucrados en el escenario militar de forma directa, donde se libraban los combates con la Contra. Las bajas las conté en el Cementerio de Serranillas en septiembre de 1988: 22 bajas en combate sin contar los que descansaban en cementerios regionales.
La estrategia se reducía a un sistema de aviso en caso  de que se produjera una invasión norteamericana en Nicaragua y dos palabras claves: una era “Julia” escrita en un sobre que se activaba por teléfono y al abrirse contenida  todas las instrucciones para un ejercicio. La otra clave, válida era: Campana”. Al abrir el sobre traía todas las instrucciones, de estricto cumplimiento en un escenario real. Como tuve acceso a estos documentos y visité los lugares; el escenario y los eventos se desarrollarían de la siguiente forma:
De producirse la invasión, toda la documentación debía ser destruida. Si  la posibilidad de enfrentamientos fuera inminente, de ser posible,  no participar en combates con combatientes nicaragüenses salvo en situación extrema (¿?). Los internacionalistas, con su ropa de combate y sus armas listas evacuarían por sus medios hasta la Hacienda La Luz en las estribaciones del Volcán Mombacho Esta Hacienda funcionaba como un Centro de Comunicaciones de la contrainteligencia militar cubana; de allí continuar la marcha siempre hacia el sur hasta un punto a la derecha de la carretera Panamericana entre las ciudades de Granada y Rivas. En aquel punto  se esperaría hasta que se agruparan el mayor número posible de elementos  para continuar hasta el tercer punto a unos 4 kilómetros de la frontera con Costa Rica  en las inmediaciones de la ciudad de Rivas, Nicaragua.
El plan concebido por los militares cubanos en Nicaragua era muy  sencillo: “espantar la mula”. Salir de Nicaragua a través de Costa Rica, atravesar ese país de norte a sur, entrar en Panamá y ser evacuado desde este país hacia Cuba. Valiente estrategia la de huir atravesando prácticamente 3 países. Siempre me pregunté si los gobiernos de Costa Rica y Panamá aceptarían un ejército en tránsito por su territorio.
No llegaron los marines, no hubo evacuación. Si elecciones con “Piñata” previa para que los gobernantes salientes se enriquecieran aún más. El resto es historia; esa historia que resulta una mezcla  cruel de tragedia y de comedia.
Hoy el escenario es  otro: Venezuela.  País gobernado por un Presidente con vocación demencial e íntimamente ligado a la Satrapía Castro-comunista. País-Gobierno-Demencia colectiva y punto de encuentro de nostálgicos revolucionarios, siempre dispuestos a destruir y a recetar esa exhortación a que “no perdamos la esperanza”; mientras pisotean el derecho, socavan la razón, reducen la Economía a la prehistoria productiva y sumergen a la Sociedad en el relajo ideológico.
Desde 1995 vi partir a Venezuela los primeros médicos con “cartas de invitación”  para no regresar. Con la misma rapidez con que aumentaba la vocación revolucionaria del gobernante venezolano, aumentaba el número de internacionalistas cubanos. Hace dos años recibí una información de todo crédito, donde hablaba de unos 2 400 militares y agentes de inteligencias cubanos enviados a Venezuela. Le siguieron cientos, tal vez miles de maestros, 10 400 médicos, y ahora en fecha reciente y  a solo semanas del Referendo Revocatorio; 5 075 entrenadores deportivos llegan a Venezuela para reforzar el llamado Plan “Barrio Adentro”. Estos cubanos, a diferencias de los procedimientos en las anteriores aventuras internacionalistas, disponen de documentación válida del país.
Es evidente que la estrategia a cambiado si comparamos la situación de Venezuela a la que se vivió en Nicaragua a finales de los 80’s. En Nicaragua se disminuyó el número de cubanos a medida de que se daban pasos para la reconciliación nacional y se producían cambios políticos  amparados en los Acuerdos de Esquipulas. En Venezuela en cambio a medida que se radicaliza la situación y esta se hace más explosiva, la presencia cubana es  más ostensible y protagónica.
En Venezuela parece no haber plan de evacuación para los cubanos.  Polarizada como está la sociedad venezolana, sembrada la semilla de la discordia nacional, abonada esta por el odio fratricida y ejerciéndose la violencia y el asesinato político, como ha venido ocurriendo; este país se encamina irremediablemente a la Guerra Civil y los cubanos allí tendrán un papel  protagónico. A la altura de los acontecimientos, no hay  retiro de los cubanos, estos serán parte del drama que veo venir. Son muchos los que  están allí, son parte del gobierno y junto a este no cejaran en el empeño de entronizarse en el poder.
Es así que veremos una sociedad preñada de iniquidades, transitando el camino del odio irracional, enarbolando las rebeliones como banderas y portando los estandartes del miedo, de la autodestrucción y la muerte. En este escenario con una fuerte presencia de extranjeros, con vocación de carniceros parece que “tiene la palabra el camarada máuser”, como aquel verso del autor ruso que nos enseñaban en la década de los 60’s. Futuro de odio, tropelías y derramamiento de sangre; horca y cuchillo que bien conocen los agentes cubanos. Para entonces militares, funcionarios, agentes encubiertos, entrenadores y hasta médicos devenidos en “Rambos”, harán su parte. La “soberanía de los pueblos”, la “no injerencia en los asuntos internos” como sabemos solo son palabras huecas que encubren los innobles propósitos de oscuros designios.
Preferiría estar equivocado, quisiera ver a mis compatriotas lejos de escenarios tan sombríos, inmersos en mejores quehaceres. Pero no es así, el Comunismo nos ha envilecido y nos hemos demorado demasiado en deshacernos de esa pútrida úlcera que nos corroe la conciencia. Quisiera ver y así pido a Dios,  una solución más digna y promisoria para el pueblo venezolano y que puedan decidir, sin injerencias y en Paz lo que es mejor.

Que haya un futuro en que veamos converger los intereses de los pueblos cubanos y venezolanos bien lejos de los rencores de un sátrapa senil y un gobernante demencial.

sábado, septiembre 24, 2005

A Short History of Medicine.



I have an ear ache.

2000 B.C. - Here, eat this root.

1000 A.D. - That root is heathen, say this prayer.

1850 A.D. - That prayer is superstition, drink this potion.

1940 A.D. - That potion is snake oil, swallow this pill.

1985 A.D. - That pill is ineffective, take this antibiotic.

2000 A.D. - That antibiotic is artificial. Here, eat this root.

miércoles, septiembre 21, 2005

La Escuela al campo y la familia cubana.



Por: Reider Sosa Dieguez. *
En la Isla de Pinos, situada al sur de la Isla de Cuba, el sistema educacional regula; que los educandos, al concluir el sexto grado tienen que ingresar obligatoriamente en las Escuelas en el Campo con régimen de internado (domingos hasta viernes o sábado). Según las autoridades gubernamentales del territorio; esto se hace basado en un planteamiento martiano de “conjugar el estudio con el trabajo”.
Este planteamiento no dice que se haga de esta forma, ya que Martí fue un ferviente defensor de la unidad de la familia y este régimen hace que niños de once y doce años sean separados de sus padres, sufriendo unos y otros diversos desajustes emocionales; pues una de las etapas donde más se necesita de la vigilancia educativa y afectiva de la familia, para que en el futuro se logre un ser humano que tenga como objetivo primero la atención a los suyos.
Se ha comprobado que desde hace mucho tiempo estas Escuelas en el Campo han dejado de tener las mínimas condiciones de vida. No hay suficiente agua, por lo que la higiene deja mucho que desear y cuando falta completamente hay que extraerla de la cisterna, causa que ha provocado la muerte de dos niños por bañarse dentro de la misma. No existe privacidad en las duchas, son colectivas tanto para hombres varones, este hace que se pierda el pudor y que aparezcan trastornos psicológicos, pues es la etapa del desarrollo sexual, las burlas por las diferencias de los órganos de reproducción provocan estos trastornos que muchas veces son irreversibles. Otro problema frecuente es el maltrato físico y psíquico de niños mayores a menores en los albergues y en algunos casos de profesores a alumnos, imperando la “ley del más fuerte”. Han existido casos de coacción sexual a niñas para que ganen puntos en una prueba o para aprobar una asignatura que tenían suspensa. Otras veces ha sido el pedido de obsequios materiales, tanto a alumnos como a padres, para aumentar puntuación, mejorar condiciones, dar pases extras, etc.
Todas estas situaciones están muy distantes de la formación del “hombre nuevo” que se suponía naciera en el Socialismo y creara el Comunismo. Ahora se culpa a la familia de los problemas que surgen con los niños y niñas que hacen rechazo al sistema de becas y se vanaglorian cuando algunos alcanzan puestos políticos egresados de esas escuelas, sin medir nunca cómo es ese hombre o esa mujer en el plano humano, afectivo, de dignidad y hasta moralmente. Porque los que importa por encima de todo, es que sea un defensor del sistema político que el gobierno tiene implantado, que haga tribuna de las ideas que se le ocurran al máximo dirigente, sin cuestionar si son justas o no, si son efectivas o no, como es el triste caso de la Escuela en el Campo obligatoria para los que vivimos en este pedazo de tierra cubano deseando que nuestros hijos sean educados en casa, bajo al amparo de la familia en la edad que más necesita de ella.
Nueva Gerona, Cuba.18 de agosto de 2005.
*Lic. Reider Sosa Diegues. Psicólogo. Miembro del Centro de Salud y DDHH. “Juan Bruno Zayas” de Cuba.
Nancy T. Ángel-Bello Báez, escritora y poeta, colaboradora en el presente articulo.

miércoles, septiembre 14, 2005

!Díganme la verdad! Argumentos en relacion al artículo: Deciphering Dengue



Por: Carlos Wotzkow
En el artículo citado, Science nos demuestra como la propaganda comunista es capaz de engañar con insana perversidad la ingenuidad que los americanos padecen. No hay forma mejor para Castro de influenciar a los Estados Unidos que utilizando su propio sistema de revistas científicas para timar al público. ¡Y de qué manera lo logra!, pues Science, se presta sin pudor a publicar cifras y estimados y supuestos descubrimientos, sin preguntar a la selecta científica de Castro lo siguiente: ¿por dónde entró esa variante del virus a Cuba? ¿Por qué no dan copia de las publicaciones para someterlas a escrutinio especializado? A los cubanos les doy un dato: El terrible dengue (DHF/DSS) entró en Cuba vía Nicaragua a finales de 1980, y los municipios aledaños a los 3 aeropuertos de Cuba, por los cuales se recibían las tropas que Castro envió al país centroamericano (1), fueron los primeros en padecerlo.
Desde entonces, el dengue se ha convertido en una pesadilla para nuestra población. Miles de personas (no cientos) murieron en la primera epidemia de 1981 y el país entero fue considerado vivario para la experimentación. Zonas enteras del territorio fueron bombardeadas con pesticidas a grado técnico incrementando así en un 63 % el número de muertos por asma (noten que la científica correlaciona en la revista Science al asma con el dengue), y municipios completos en el interior del país fueron abandonados a su suerte para seguir el curso natural de la enfermedad y sus vías de propagación.
De esta manera, Science resalta al público americano la historia y el desarrollo personal de una científica castrista, al tiempo que oculta el drama que padeció nuestro pueblo (cual conejillos de indias en jaula sin barrotes) en los años de 1981, 1997 y 2002.
Sin dudas, los marxistas de Harvard dirán “el mejor método para sacar conclusiones estadísticas sobre los estragos de una enfermedad viral es el cubano, ya que en una sociedad cautiva, la indefensión es absoluta y la ética permite utilizar subgrupos poblacionales como si fueran animales de laboratorio. Por añadidura, Science permite a la científica cubana describir las razones por las cuales la enfermedad ha hecho tanto daño en Asia (pobreza, casas improvisadas, aguas contaminadas), mientras ignora que esas mismas razones han sido el caldo de cultivo que ha permitido el brote de la enfermedad cada 5 o 7 años en Cuba. Science además, publica como “descubrimiento” de la científica cubana que ciertos linfocitos pueden retener una “memoria” de la infección del dengue que ocurrió 20 años antes.
Si no me equivoco, parecen hablar de las células T, o de los natural killer (NK), encargadas de eliminar los virus a nivel celular. Peor, parecen hablar en serio sobre una magnífica memoria de 20 años, cuando debieran tal vez hablar del florecimiento de progenitores involucrados en la producción de un tipo específico de células (¿Tc por ejemplo?). Quizás. En Mayo de 1996 (24 de mayo, para ser exacto), la revista Science publicó un informe de John Mellors en el que se mencionaba que la vida entera de un linfocito CD4 era de 2,2 días. Ahora, parece que la memoria de esta prestigiosa publicación es peor a la de los longevos linfocitos cubanos. Vaya, nada serio, apenas un comentario para entretener al público aburrido con esa barata propaganda para lectores incautos.
Pero hay más, el ser diabético, padecer anemia, o el ser blanco, puede influenciar el efecto devastador del dengue en el organismo afectado. Una decena de nombres latinos, todos colaboradores de la afamada científica “han documentado” lo anterior, pero, como por arte de magia, y para sorpresa de los lectores escépticos, la prestigiosa revista Science no nos indica la bibliografía en la que todos esos autores, con nombres latinos, hayan publicado sus resultados. Es más, se habla en términos de “demostrar” que el virus pertenece al genotipo asiático, cuando debiera hablarse de “corroborar”. Identificar en sí un genotipo viral no significa descubrir nada, excepto, claro está, si se describe por primera vez al susodicho.
Science, al más puro estilo propagandístico de la revista Ciencia y Técnica, da como un descubrimiento cubano la relación de IL-10 con el dengue. Y esto, cuando desde principios de los 90 se sabe que la producción de cytoquinasas y la cytolisis activada mediante los linfocitos T son contribuyentes potenciales de la enfermedad. Para cualquier principiante en Biología Molecular resulta obvio encontrar en procesos inflamatorios (con alta expresión de MMP’s), la respuesta de varias interleukines (no sólo IL-10, sino también IL-2 y IL-8, etc.). Elevados niveles de los receptores de TNF-alpha, IL-2 soluble, y CD8, han sido históricamente correlacionados con el dengue. Por ende, el incremento de los niveles de citoquinas tales como IFN-g, TNF-alpha, IL-10 en circulación demuestran que esa relación es harto conocida (2).
Más aún, entre las referencias de Science no aparece esa reciente de Halstead y los científicos cubanos, sino una de Halstead de 1970. La científica habla de una hipótesis publicada en 1997 y yo preguntaría: Have these people in Science been taken in by this hoax of the Cuban regime? Imagínense cuantos tontos americanos creerán a partir de ahora que Cuba es líder en los estudios sobre el dengue. Para ser más exactos, la mayoría dará por ciertos los “descubrimientos en materia médica” y todo, ¡gracias a Science! Pero bueno, que se puede esperar de estos editores americanos cuando Greenpeace afirma (y ellos publican) que “la energía nuclear en Cuba no ofrece peligro porque los técnicos cubanos están altamente calificados”.
¡Sobretodo, si consideramos nuestra larga historia en ingeniería nuclear!
(1) Hernández, L. R. 2002. El bumerang maldito. Encuentro en la Red: Diario Independiente de Asuntos Cubanos, Año III, Edición 278. Enero 14, 2002.
(2) El “Archive of Life Science Journals” muestra un repertorio de 38 publicaciones dedicadas a la relación de IL-10 y el dengue. Cada uno de esos trabajos posee una literatura de entre 20 y 80 títulos publicados entre 1980 y 2005. Ninguno es de los autores es cubano.
Bienne, Septiembre 10, 2005
gundlachi@hotmail.com
Artículo Publicado el 10.09.2005 en: www.gentiuno.com

lunes, septiembre 12, 2005

Deciphering Dengue: The Cuban Experience



María G. Guzmán

The emergence of new diseases like severe acute respiratory syndrome (SARS) and the reemergence of ones previously thought to be scourges of the past, such as West Nile virus, are waking the public health community from what virologist María Guzmán of the Tropical Medicine Institute Pedro Kourí (IPK) in Havana, Cuba, refers to as the "comfort zone," referring to the preceding decades marked by medicine's successes against diseases like polio and smallpox. Since the late 1970s, Cuba has experienced multiple epidemics of dengue, a viral disease that now has a global distribution.
Guzmán chronicles the multi-pronged research that she and her colleagues have been conducting throughout this period in an effort to expose the virus's molecular details, as well as the biological responses it evokes in those infected with the virus. The great strides that she and her colleagues have been able to take in this research arena stem from commitments that Cuba has made to public health and education since the late 1960s.
All essays and interactive features appearing in this series can be found online at www.sciencemag.org/sciext/globalvoices/
The author is in the Virology Department, PAHO/WHO Collaborating Center for Viral Diseases and PAHO/WHO Collaborating Center for the Study of Dengue and Its Control, Instituto de Medicina Tropical "Pedro Kourí" Autopista Novia del Mediodia, Km 6½, Post Office Box Mariano 13, Habana, Cuba. E-mail: lupe@ipk.sld.cu

¡Díganme la verdad!
(Primera Parte)

Por: Carlos Wotzkow
Recientemente, la revista Science (Vol. 309, Issue 5740, 1495-1497, September 2, 2005) dedicó unas páginas a una científica cubana. Científica, vale que lo aclare, dedicada a resaltar los avances y las buenas intenciones del régimen de Castro en materia de salud pública.
Al igual que todos los proponentes de la excepcionalidad cubana en materia biomédica, la táctica de la doctora María G. Guzmán es, en la revista Science, la misma de siempre: desde hace 46 años, los defensores del régimen se han limitado a dar cifras no corroboradas (ni corroborables) de la mejoría en el sistema de sanidad cubano. Para ello, han utilizando la simple estrategia de promover la discusión en la comunidad internacional con el fin de ganar una plataforma que les permita desviar la atención a sus reclamos.
El objetivo fundamental del régimen cubano no es sólo el de mentir sobre supuestos avances domésticos, sino el de criticar el retraso del entorno geopolítico del área y hacer creer a los pueblos que, asumiendo el modelo político de Cuba, se alcanzarían los mismos “resultados”. A tal extremo se prioriza la propaganda en la isla cárcel, que el dictador y sus científicos ya no se preocupan por ocultar que es allí donde más problemas sanitarios surgen en toda la cuenca del Caribe, porque, al final, es allí “donde más rápido se les da solución”. Cuba, por ejemplo, es el país que más transplantes del corazón realiza, ¡y nadie (ni siquiera Science) se pregunta ¿por qué?. Todos alaban el esfuerzo quirúrgico, pero nadie se pregunta por qué hay tantos problemas cardiovasculares. El efecto es contundente y National Geographic, Smithsonian Institution, Nature, Science, y todas esas revistas norteamericanas dirigidas por tontos liberales, se rinden al encanto.
Bienne, Septiembre 10, 2005
gundlachi@hotmail.com
Artículo Publicado el 10.09.2005 en: www.gentiuno.com

sábado, septiembre 10, 2005

Huracán Katrina: Respuesta al ofrecimiento de ayuda de Castro.



La Casa Blanca declaró este miércoles en respuesta al ofrecimiento de ayuda de Cuba por el huracán Katrina, que espera que el presidente Fidel Castro "ofrezca libertad a su pueblo".

Castro, que con frecuencia envía médicos y equipos al exterior, había ofrecido la ayuda de 1.586 doctores y 34 toneladas de medicamentos a Estados Unidos por el huracán Katrina, uno de los mayores desastres en la historia de Estados Unidos.
El portavoz presidencial Scott McClellan dijo que es el departamento de Estado el que está manejando la ayuda exterior, pero afirmó: "En lo que respecta a Cuba, ciertamente desearíamos que Castro ofrezca libertad a su pueblo".

If Castro can offer the United States 34 tons of medical equipment to help treat the victims of Hurricane Katrina, ¿Why are the hospitals treating the children of Cuba in such terrible shape?
If Castro's offer is not a cynical political ploy, why hasn't he used some of that same equipment to modernize the hospitals where Cubans are being treated?
If you survive the lack of hygiene, medicines, supplies and medical care, you still can get electrocuted on your way out if you happen to touch one of these hanging wires that are all over the place.
These poor patients taking an IV don’t even have a bed to lie down.
These photos were taken at a Hospital in Placetas, Cuba.

miércoles, septiembre 07, 2005

Cuban Physician, prisoner of conscience, is confined in Psychiatry ward of prison Hospital in Santiago de Cuba.



According to the testimony of Lisandra Lafitta, wife of the physician and prisoner of conscience in Cuba, Dr. Luis Milán Fernández, her husband, a man free of mental ailments, has been arbitrarily confined since February 18, 2005, to a psychiatric ward of the Boniato Prison Hospital in Santiago de Cuba. Dr. Milan, serving a 13-year prison term, is forced to share a cell with patients suffering a variety of mental disorders (obsessive compulsive, schizophrenia, depressive neurosis who attempt to commit suicide, etc.). Two or three mental patients sleep in Dr. Milan’s prison cell, and some, due to their aggressiveness have annoyed and provoked him. Penal authorities follow a pattern, changing his cellmates periodically, sometimes leaving him alone.

Upon the complaints presented by Dr. Milan and his wife for this imprisonment in a psychiatric ward with mental patients, the authorities at the Boniato Prison state that “it’s the ward with the best conditions, spacious, and where he is able to remain alone for a period of time.”
Dr. Milan is unable to sleep due to the incessant mosquitoes and suffocating heat (40 degrees Celsius in the shade), which torture him in his cell. To escape this situation he sleeps on the floor, under his bed.
Following an inspection of the Boniato Prison on June 10, 2005, when trucks arrived, and guards with dogs searched every cell; Dr. Milan lost all his world maps and personal letters he had received from different countries. All supplies he used to construct crafts he made for his wife and children such as fans and miniatures of all kinds in wood and other materials were removed. As Dr. Milan is prohibited to sculpt and build, other prisoners are allowed to carry out these creative activities. According to his wife, prison authorities “become annoyed to find out that Dr. Milan finds ways to occupy his mind and his time.” Also, he is prohibited from receiving any medicines or food that his family takes him.
Dr. Milán, who is 35 years old, has always been a very healthy man. When he was transferred from the Prison of Canaleta in Ciego de Ávila (where he was confined along with 146 common prisoners) to the Combinado del Este Prison in Havana where he underwent a medical check-up, penal authorities diagnosed the following illnesses: a tumor in the left humerus, loss of hearing, pulmonary emphysema (he does not smoke but was exposed to cigarette smoke in the Prison of Canaleta), hypertension, swollen nasal turbinate, and an enlarged liver. Dr. Milán refuses to undergo the required biopsies and surgical procedures required to treat these ailments since he does not trust the medical personnel in the prison.
Dr. Luis Milán Fernández is a member of the Independent Cuban Medical Association (Colegio Médico Independiente de Cuba). In June 2001 he and his wife, a dentist, signed a document titled 'Manifiesto 2001,' calling among other measures for recognition of fundamental freedoms in Cuba. Together with other health professionals they carried out a one-day hunger strike to call attention to the medical situation of detainees and other issues.
On March 18, 2003, during a wave of repression carried out by the Cuban government, Dr. Milán was arrested and tried summarily on April 4. He was applied Law 88 and accused of "disrupting internal order, destabilizing the country and destroying the Socialist State and the independence of Cuba", and sentenced to serve 13 years in prison.
Information obtained from Cuba via telephone – Taped, transcribed, and translated by the Coalition of Cuban-American Women.
Dra. Lisandra Laffita Hernández. (Wife of Dr. Milán) Address: Edificio B27, Apt.10, Reparto Antonio Maceo, Santiago de Cuba, Cuba.
Photos: Dr Milan and Alexis Rodriguez, prisoners of conscience.

lunes, septiembre 05, 2005

Fidel: "George..te repito ¿Te ayudo?".


KATRINA / Mientras Castro insiste en ofrecer ayuda, Bush lo ignora
A pesar de no haber recibido respuesta por parte del Gobierno de Estados Unidos sobre el ofrecimiento de más de 1.000 médicos como ayuda a las labores de rescate tras el paso del huracán ’Katrina’, Fidel Castro se reunió con los facultativos y ante ellos reiteró su oferta a Washington.
"Ustedes honran la noble profesión médica", dijo Castro durante el encuentro con los especialistas. Castro ofreció enviar a Misisipi y Luisiana 1.100 expertos cubanos, que por su cercanía geográfica podrían trasladarse a Texas en tan solo dos horas de vuelo. Asimismo, el personas médico iría acompañado de cientos de productos farmacéuticos.
Sin embargo, y a pesar de que Estados Unidos ha aceptado la ayuda de al menos 60 gobiernos de todo el planeta, Washington no contestó la propuesta isleña. La Habana y Washington no tienen relaciones diplomáticas desde hace 40 años, cuando la nación norteamericana impuso severas sanciones a Cuba.
Tanto el viernes, cuando se hizo efectiva la oferta como en esta ocasión, el mandatario aseguró que no condicionaba su envío a ningún requerimiento político y sólo buscaba una tregua ideológica dada la magnitud de la catástrofe, donde murieron miles de personas y las pérdidas materiales son incalculables.
Según el presidente la brigada de especialistas seguirá esperando "pacientemente" alguna reacción estadounidense y entre tanto tomaran cursos diversos, entre ellos en el idioma inglés.
"Si finalmente no llega respuesta o no fuera necesaria la cooperación no habría desaliento en nuestras filas, por el contrario nos sentiríamos satisfechos de haber cumplido nuestro deber", destacó el líder cubano.
Periodista Digital /Agencias. Lunes, 5 de septiembre 2005

viernes, septiembre 02, 2005

Medicina e Educação em Cuba - dois dos mitos preferidos do idiota latino-americano



Álvaro Velloso
Um sujeito diz hoje na seção de cartas do Globo que "ninguém se opõe à viagem do Governador Garotinho a Cuba", e que o único problema da viagem é o tamanho da comitiva que ele levou.
Uma observação para esse nosso amigo: ninguém sou eu. Claro que essa oposição não terá importância nenhuma, mas eu me oponho à viagem do nosso governador, como me oporia a que qualquer outro político com influência direta nos destinos do lugar onde moro viajasse para Cuba. Principalmente para travar acordos nas áreas de saúde e educação!
A educação cubana nada mais é que um gigantesco empreendimento de lavagem cerebral. A esquerda costuma se gabar de que em Cuba há poucos analfabetos, mas o que adianta saber ler e escrever se não existe liberdade de expressão e se o seu campo de leitura é determinado por imposição estatal? A alfabetização só será útil para os que escaparem da ilha!
Quanto à medicina, reproduzo aqui parte de um artigo publicado numa revista de Montevidéu. Notem especialmente a referência ao projeto do "médico de família", já aplicado em Niterói e que o nosso governador pretende implantar no Estado inteiro:
"Con frecuencia canales de TV de Montevideo transmiten pedidos de dinero para financiar tratamientos médicos en Cuba, dando a entender que la medicina en ese país posee un alto nivel. A ese respecto, una pregunta se impone: más allá del mito, ¿cuál es la realidad sobre la medicina cubana?
"Me permito citar brevemente tres ejemplos para que el lector pueda juzgar por sí mismo. Primero, el de la tan publicitada vacuna contra la meningitis B. Un estudio del conceptuado Centro de Vigilancia Epidemiológica (CVE) del Estado de San Pablo, Brasil, dado a conocer recientemente, recopila datos estadísticos demoledores acumulados durante los últimos años que muestran la ineficacia de la vacuna cubana contra la meningitis B en los niños menores de cuatro años, los más vulnerables a esa terrible enfermedad. Segundo, el de la no menos publicitada terapia de transplante y regeneración del sistema nervioso. El Dr. Manuel Aracena, del Colegio Médico de Chile, después de un viaje a Cuba para analizar la realidad sobre ese tratamiento, no encontró ningún paciente que presentase 'mejoría objetiva' y tampoco pudo obtener 'ningún caso publicado' que comprobase científicamente un resultado positivo. Tercero, sobre el tratamiento de la retinitis pigmentosa, la American Medical Association (AMA) ha alertado sobre los 'catastróficos resultados' en ese campo: “los enfermos tratados acaban peor de lo que estaban antes de someterse al tratamiento electro-ozonante” de la medicina cubana.
"Más allá del mito paradisíaco, esta es la triste realidad. Mucho más podría añadirse sobre los tristes resultados de la medicina cubana. Capítulo aparte es lo relacionado con el control psico-social de la población. Los médicos cubanos son mitad facultativos, mitad comisarios políticos del Partido Comunista. Un texto oficial de la especialidad de Medicina General Integral incluye un capítulo para adiestrar al mentado “médico de familia” en la manipulación y modificación de aquellas “actitudes no deseables” de los desdichados pacientes, que se aparten de la anticristiana “moral socialista”. La Asociación Médica Británica ha denunciado, por su parte, el uso indebido de la psiquiatría para castigar a los opositores con crueles tratamientos.