sábado, septiembre 30, 2006

Una batalla silente contra el Dengue y su agente trasmisor en Cuba.

Una batalla silente
Por: Miguel Iturria Savón.

La Habana, Cuba, septiembre 2006 - Es una batalla tremenda y relativamente silenciosa. El escenario de la contienda son las casas, las calles y algunos hospitales. El enemigo es un mosquito de nombre singular que desencadena los fantasmas de la muerte y pone en guardia a un ejército de funcionarios. Los habitantes de la capital -y de otras ciudades del país- son sospechosos de colaboración. El Dengue renace en las aguas estancadas y en los vasos espirituales. Los amuletos de la esperanza traicionan a sus ingenuos depositarios.

Las ambulancias recorren las calles. Las postas médicas y las policlínicas reportan los casos. La recogida es a domicilio durante las 24 horas del día. Un chofer y una enfermera trasladan a los pacientes a los hospitales designados, donde son aislados y atendidos como seres peligrosos.

Las cifras se mantienen en silencio. Las bajas son secreto de Estado. A un mes de propagada la contienda sólo existen rumores y hechos puntuales a nivel de barrio y hospitales. Se dice que enterraron recientemente al ex director de la policlínica capitalina "Luís de la Puente Uceda". Un periodista de La Víbora habla de otros casos mortales en Párraga, Boyeros y El Cerro. Un chofer de ambulancia de El Cotorro asegura haber trasladado hasta 25 personas contaminadas en su jornada de trabajo.

Gana espacio la ley rumor. El problema es evidente pero la gente mantiene la calma. Son tantas las angustias existenciales que ni la muerte logra sacarnos de la rutina. Sólo las víctimas del Dengue y sus afligidos familiares piensan en la magnitud de la tragedia.

Los vecinos se quejan del asedio sanitario a los hogares. Llega primero el que revisa los patios en busca de depósitos de agua. Dos horas después toca a la puerta otro inspector para fiscalizar el trabajo del primero. Le sigue el que fumiga. Casi al anochecer viene un obrero enviado por el Partido. La escena se repite al día siguiente con alguna variante. Te sorprende entonces una estudiante de enfermería que interroga al morador acerca de los síntomas de la enfermedad entre los miembros de la familia. El sábado les corresponde a los estudiantes de la secundaria básica más próxima, y el domingo a los de la escuela de Economía o del Politécnico de la construcción.

A tan peculiar manera de enfrentar la enfermedad se suman los cederistas, los delegados del Poder Popular y otros combativos funcionarios que miran con recelo cada rincón.

El teque es el mismo: "El mosquito esta agazapado. Usted puede ser su víctima. No los proteja". Nada dicen de otros problemas que inciden en la salud y en la vida de las personas. La prensa oficial sabe guardar los secretos epidemiológicos.

Mientras tanto, el rumor crece en las esquinas de pueblos y ciudades. El mosquito cabalga como un duende travieso que pone en jaque a un ejército de fantasmas.

miércoles, septiembre 27, 2006

Dengue fever claimed hundreds lives across the Cuba Island.


By: Jose Antonio Fornaris. *

Rumors about disease rampant in the face of official silence.

HAVANA, Cuba - September 2006 - Some say dengue fever has claimed 700 lives across the island; some say dozens have died in Havana alone. Another report has the director of a hospital succumbing to the disease.

In the end, no one can say for certain; the government-controlled media have not acknowledged the spread of the disease while many claim to know of at least one case of the mosquito-borne illness.

Last Monday, Carlos Campos, a 61-year-old physician who was director of the Luis de la Puente Uceda hospital died; some say of heart disease, others claim dengue was the cause of death.

Campos was the chief of the team of doctors performing medical tests on Cubans migrating to the United States.

Lea el articulo en español hacienda clic en el título.

* Independent journalist. Cuba Verdad Press Agency.

Información relacionada:

Sigue propagándose el Dengue en Cuba.

Amenazan a trabajadores de la Salud si informan sobre el Dengue.

Cuba intensifies campaign against dengue fever;number of victims unknown.

Salud en Cuba: Mentiras de Estado.

Cuba wages war on tiny enemy: the mosquito that spreads dengue.

martes, septiembre 26, 2006

Hospital General “V. I Lenin”: Como un hospital de guerra

Por: Marcelo Jiménez *

Holguín, Cuba - Septiembre 2006 - El hombre esta ahí, arrebujado en un destartalado sillón del hospital. Ha viajado sin dormir desde la madrugada haciendo el periplo de Moisés en el desierto para venir desde la ciudad de Sagua de Tánamo a kilómetros de esta capital provincial. Su objetivo: conocer al hijo que acaba de nacer. Lo ha intentado varias veces sin conseguirlo. Cada vez que lo intenta, choca contra el contén de supervisores, guardias de piso y salón, jefas de turno y cuanta autoridad tenga un solo carné identificativo que lo acredite como parte del ejército de funcionarios que están autorizados a eso: pedirle la identificación a los cientos de personas que pululan por el antaño flamante Hospital General Vladimir Ilich Lenin de esta ciudad.

En meses pasados, un vicedirector de ese centro hospitalario hacía público que en periodos anteriores los lunes y los viernes eran los días críticos del hospital, pero que en la actualidad, todos los días se habían convertido en críticos. Esto se debe a la falta de personal médico y paramédico, debido a la alta cuota de profesionales que Cuba canjea por petróleo, dinero y otros insumos.

El deterioro de los servicios en esa instalación de asistencia médica tiene su punto más caliente en la falta de higiene en áreas tan delicadas como la sala de partos, que tiene manchas en el piso y abundancia de insectos como cucarachas, mosquitos y otros. Lo mismo se puede ver en los baños utilizados tanto por las pacientes como por los acompañantes -los que logran el salvoconducto y los que saltan el muro de contención de la burocracia al orden del día.

"A las once de la mañana, cuando llegué para conocer a mi hijo, me comunicaron que habían cambiado el horario de visitas para los padres", dice con el desconsuelo de un huérfano. "Ahora tengo que esperar a las siete de la noche. Ahí nos dan un pase de una hora y tengo que resolver cómo regreso a Sagua o quedarme por algún rincón", añade.

Mientras caminamos hacia la cafetería, me comenta alguien que con algo de dinero fuerte o un "engañito", que puede ir desde jabones, una jaba con alimentos u otro artículo de valor, podría pasar a verlos entre las cinco y las siete de la noche cuando la vigilancia se diezma un poco.

"En este país se le ablandan los sesos a cualquiera", asegura. Después del calor de las tres de la tarde no hay guapería que se resista. Ahora parece más animado y como el café está frío y sin el sabor prometido del cartelito "café puro", nos disponemos a bajar al área de los vendedores particulares.

En el área de urgencias médicas se aglomeran varias personas que indudablemente han necesitado de la atención con rapidez, pero que vienen porque en sus policlínicas no hay médicos o están en curso de maestría, especialidades, las consabidas vacaciones de este verano y otras inclemencias que el viento se ha de llevar, o la eficacia, si algún día regresa.

Se aglomeran los necesitados. Los que vienen acompañados del personal médico pasan por encima de la enorme cola donde hay niños y ancianos y donde indudablemente la mayoría de las personas son de lugares lejanos, como Mayarí, Frank País o Moa. "La obra de choque de la juventud cubana", como rezaba la consigna a toda pancarta allá por los años 80.

No hay nada más parecido a un hospital de campaña, en campaña de guerra o paz, pero en una campaña feroz contra el tiempo o contra los pacientes. Contra los que entran o requisando los bultos y paquetes de los que salgan o los que parezcan sospechosos, todo con tal de estar activos y alertas y trabajar o parecer que se trabaja. Lo que importa es que el tiempo pase, parecen decir sus caras.

Yo dejo el mármol gris del majestuoso hospital y el hombre deambula cerca del parqueo de bicicletas. Me vuelvo y está intentando telefonear, pero desiste ante el aparato roto. Lo veo sentarse, se arrebuja en un banco de los exteriores y pasa una ambulancia. Si él se va detrás de los que se asoman a urgencias, la muchedumbre se lo traga.

Ahora pedaleo con más fuerza y no veo el hospital y estoy a punto de olvidarme de este infeliz. A las siete de la noche conocerá a su hijo cuando le den el pase reglamentario por una hora o tal Periodista independientevez sea alrededor de las cinco de la tarde si un "engañito" lo hace "invisible".

* Periodista independiente cubano. Agencia Jóvenes sin Censura.

sábado, septiembre 23, 2006

La Higiene en la Ciudad de la Habana.

Hurgando en la higiene de La Habana.
Por: Juan Carlos Linares. *

La Habana, Cuba - Julio 2006.- La Enciclopedia Popular Cubana de Bustamante, editada en la década del 40, al referirse a la sanidad en el período que Cuba fue colonia de España señala que "en La Habana, la constante suciedad de su puerto, el hacinamiento de sus muchos habitantes en sus casas, la basura amontonada en lugares de concurrencia, el lastimoso estado de los hospitales y la falta de precaución por la higiene pública, fueron otros tantos incentivos para que se desarrollasen epidemias…"

La Enciclopedia informa que durante el periodo colonial, disímiles y cruentas epidemias asolaron la isla y con mayor incidencia a La Habana. La Fiebre Pútrida mató en 1649 al 30 % de la población habanera. Desatada en una flota naval anclada en el puerto de la bahía en 1670, un brote de la llamada Fiebre Tifoidea exterminó casi por completo a la tripulación. En 1761 surgen los primeros apuntes estadísticos de Fiebre Amarilla, una de las enfermedades más temidas en la isla, debido a rápida virulencia. La Fiebre Amarilla ocasionó más muertes que las dos guerras por la independencia juntas, la del 1868-78 y la del 1895-98. El Cólera Morbo asoló en 1833 con una mortandad diaria de 435 personas en el momento de mayor contagio, y volvió a reaparecer en 1850 y en 1867.

Con el gobierno de ocupación norteamericano (1898 al 1902), en específico con el mandato del general Leonard Wood en 1899, comenzaría a organizarse una cultura higiénica desconocida hasta entonces por la mayoría de los cubanos.

A partir del descubrimiento de Carlos J. Finlay, las primeras acciones higiénico-sanitarias de carácter popular fueron orientadas con un objetivo profiláctico: la erradicación del mosquito transmisor de la Fiebre Amarilla. Con ese objetivo se difundió la construcción de letrinas cementadas y la comercialización de inodoros, se hicieron estudios sobre la recogida de basura y se procedió al sellado de los pozos de aguas contaminadas.

Estas y otras disposiciones irían configurando lo que poco tiempo después sería el Ministerio de Salubridad.

No deben quedar en el olvido las donaciones del pueblo norteamericano, en particular la ayuda canalizada por Clara Benton al frente de una misión humanitaria que incluía asistencia médica, medicamentos y medios higiénicos.

Cuando la Corona Española perdió la soberanía sobre Cuba, otro importante aporte a la salud pública fue que la industria farmacéutica norteamericana sustituiría los anticuados métodos de la farmacopea tradicional, que consistía en la elaboración de fórmulas y pociones en las llamadas boticas.

Después de instaurada la República el 20 de mayo de 1902, comienza un despegue vertiginoso en materia de salubridad y cultura higiénica social, que alcanza su mayor esplendor durante la década de los años cincuenta del siglo pasado. Para esa época, eficientes redes de alcantarillado y servicio de agua corriente, unido a un efectivo sistema de recogida de basura y confortables hospitales públicos y privados hacían del paisaje habanero una moderna ciudad. El embellecimiento del entorno urbano se consideraba parte indispensable de la salud colectiva.

Por su parte, desde su inauguración en 1922, la radio jugó un importante rol en el creciente desarrollo de la higiene de los cubanos. Y con la entrada de la televisión en 1951 se incrementarían los aportes en materia de pulcritud, promovidos mediante la publicidad de los productos de limpieza y de aseo personal.

Al tomar el poder en enero de 1959, el actual gobierno heredó una sólida infraestructura nacional para la prevención de epidemias, que no era sólo exclusiva de la capital como señala la presente historiografía oficial. De hecho, la mayoría de aquellas obras pluviales, sanitarias e hidráulicas, y hospitales y policlínicas se extendían por todo el país en mayor o menor grado. Muchas aún se mantienen funcionando a pesar del pésimo ciclo de mantenimiento. El progreso heredado de los primeros sesenta años del siglo veinte permitió al gobierno actual continuar desarrollando nuevos programas de prevención de enfermedades como la poliomielitis, la hepatitis, etc.

Para 1960 ya se habían truncado casi todos los novedosos programas privados y gubernamentales diseñados con anterioridad sobre la base de una economía capitalista, dando paso a otros proyectos de corte seudo comunistas, muchos de ellos concatenados a ideas desatinadas. De tal manera el progreso de la salud pública vendría frenándose en determinadas áreas, y en otras se retrogradaría a niveles de la era colonial.

Un ejemplo de retrocesos se evidencia en la recolección y reciclaje de la basura. Hoy día resultan escenas cotidianas las montañas de desperdicios en plena vía pública, en las cuales habitan a sus anchas ratas, moscas, mosquitos y otros vectores. También es común ver a perros disputándose una inmundicia. Así, dispersan por doquier almohadillas sanitarias, condones o jabas plásticas con heces fecales lanzadas por los balcones de edificios en las zonas densamente pobladas. Tampoco ya constituye una noticia la presencia de salideros de aguas albañales o tupiciones en las redes de desagüe, que provocan inundaciones después de un simple aguacero. Ni la escasez de antibióticos y de reactivos. Ni los brotes de enfermedades infecciosas que azotan a los capitalinos, siendo todo esto minimizado o silenciado por el gobierno.

Desgraciadamente reapareció el dengue. Otras enfermedades como la hepatitis o afecciones pulmonares están llevando todos los días a las salas de terapia intensiva a un desconocido número de capitalinos. El miedo de las autoridades es que tales informaciones trasciendan a entidades internacionales de salud y en sentido general afecten los planes turísticos y económicos.

Hoy por hoy, la capital de los cubanos ha devenido en la meca de la suciedad, con visos de anarquía social. Mientras tanto, como solución coyuntural, el régimen mantiene afilada su guillotina para cuando sea necesario defenestrar a algún dirigente y aplacar a la opinión pública.

* Periodista independiente cubano ,radicado en Ciudad de la Habana, Cuba.

jueves, septiembre 21, 2006

“The Cuban government has tortured me during eight years, trying to drive me insane ….”

Testimony of prisoner of conscience, Dr. Oscar Elías Biscet, from the Prison of Combinado del Este in Havana, Cuba


PRISON CONDITIONS

“The government of Cuba has tortured me during eight years; they have done so trying to drive me insane though, thank God, I have been able to preserve my sanity… in reality, they continue torturing me because I live in a box with no windows or natural light, no water…with a mattress that feels as if one were sleeping on a plank, a stone… unfit for a human being … surrounded by criminals and under the threat, as it has happened on previous occasions, of being attacked by the government who instigates these dangerous prisoners…”

“I believe that what the government is doing is torturing me to humiliate me so that I abandon the struggle on behalf of the freedom of my country but, thank God, I have been able to keep up my stance and will continue doing so with God’s help…”


SYMBOLIC FAST AS OF JULY 13, 2006

We began this fast (in prison) because I believe we should pray to God and demand our rights before the government, the right to be free which belongs to every person just for being a citizen. Our country has lived so long without any rights, under a dictatorship…I believe that we must demand rights that belong to us and, in everyone’s interest, these liberties must be observed... In order to live a full life, it is essential to live in freedom and the Cuban people are denied these rights… that is why I’m initiating a fast along with other brothers (in prison) to demand that the government sign the international covenants of civil, political, economic, cultural and social rights – the Cuban regime must sign them and abide by them so that the Cuban people may live in freedom at last….


MESSAGE TO THE CUBAN PEOPLE

“The Cuban people must do their utmost in their struggle to win their freedom and succeed in obtaining the international support of all free and democratic countries. I trust that the Cuban people prove their dignity as they have done so on other occasions, so that we may enjoy FREEDOM.”

Dr. Oscar Elías Biscet, 45 years old, is an Internal Medicine Specialist of the black race who established and presides in Cuba the Lawton Foundation for Human Rights, an organization that promotes universal human rights through non-violent civil disobedience. He was released October 31, 2002, after serving a three-year sentence at a maximum-security prison 700 km. away from his home. He was violently arrested thirty-six days later and remained in prison until March-April, 2003, when he was included in a crackdown carried out by the Cuban regime against the independent civil rights movement in the island. He was tried summarily and sentenced to serve 25 years in prison, accused of being “a mercenary at the service of a foreign state”. He continues to suffer the cruel prison conditions he has been exposed to during eight years, which have seriously deteriorated his physical health.


Para leer el artículo en Español hace clic en el título.

martes, septiembre 19, 2006

Inaceptables las epidemias y sus consecuencias en Cuba.



Inaceptables: Epidemias y Consecuencias.

Por: Dr. Darsi Ferrer Ramírez.*
Lic. Jaime Leygonier Fernández.* *


Centenares de fallecidos y de miles de enfermos es el saldo que, hasta ahora, cobra la epidemia de Dengue que vive el país desde finales de Abril. Evento que comenzó por Santiago de Cuba y se ha extendido a todas las provincias del territorio nacional.

Como en ocasiones anteriores, la postura adoptada por las autoridades del gobierno es el SILENCIO, o sea, nada informan a la población acerca del desarrollo de la enfermedad y, como es lógico, tampoco ofrecen datos estadísticos al respecto, lo que contribuye a que no exista una percepción real del riesgo y aumenta las consecuencias a lamentar.

Se conoce que en Ciudad de la Habana, una de las provincias más afectadas, varios Hospitales están destinados ha capacidad completa para el tratamiento de los pacientes graves, entre ellos, “Salvador Allende” y “Díez de Octubre”, así como salas del Instituto “Pedro Kourí” y de los policlínicos “Luís de la Puente Uceda” y “Raúl Gómez García”. Los niños son admitidos en el Hospital “Leonor Pérez”.

Otras enfermedades transmisibles inciden en forma de brotes epidémicos a la par con el Dengue, tal es el caso de la Hepatitis, Conjuntivitis, Meningoencefalitis, Leptospirosis, Varicela, Virosis inespecíficas, etcétera.

La campaña de última hora para controlar la epidemia es un total fracaso.

Dentro de las causas del descontrol se combinan la carencia por parte del Estado de una política sistemática de lucha antivectorial, el alto nivel de insalubridad en el país (vertederos de basura por doquier, deterioro de acueductos y alcantarillados y la contaminación y comunicación de sus aguas, obligación en los hogares del depósito de agua por irregularidad de su abasto, agua potable con pésima calidad por tratamiento deficiente, solares yermos y locales abandonados, mala manipulación de alimentos y negligencias en la inspección sanitaria de esas tareas).

Influye, además, la entrada a la Isla de miles de extranjeros por situaciones como la Operación Milagros con violación de los controles sanitarios normados internacionalmente, la irresponsabilidad y desorganización en el trabajo a todos los niveles comprometidos en la búsqueda de soluciones, la carencia de personal especializado y de condiciones para la realización de sus labores, entre otros factores.

Cuba tiene el antecedente de grandes epidemias en los años, 1977, que coincidió con el regreso de contingentes masivos de las guerras de África, en 1981, que constituyó la primera epidemia de Dengue hemorrágico diagnosticada en el continente Americano, en 1997, principalmente afectando la provincia de Santiago de Cuba, en 2001, con el mayor número de casos en Ciudad de la Habana y otras provincias del país, aunque todos los años se reportan brotes epidémicos importados o endémicos.

Complica aún más el cuadro de Salud el desmantelamiento, no reconocido, del Sistema de Atención Primaria, por la salida de alrededor de 30 mil médicos y personal de la Salud a misiones de carácter político por países del Tercer Mundo, pues de tener esta labor una esencia humanitaria no abandonarían los servicios médicos nacionales dejando desprotegidos a los cubanos, a quienes no garantizan el derecho a una atención médica adecuada.

Desde hace meses los cuerpos de guardia de los Hospitales y Policlínicos están abarrotados de pacientes aquejados de síntomas alarmantes, como fiebre elevada (39-40 grados Celsius), dolores osteomusculares, cefalea intensa, dolor retroorbitario, postración intensa, rash cutáneo, etcétera. Enfermos estos desesperados por la carencia de médicos en los consultorios de la familia, la mayoría cerrados por falta de personal.

La insuficiencia de profesionales en medio de esta crisis de salubridad les provoca a los pocos que se mantienen trabajando sobrecarga de trabajo que no se les remunera, afectando su calidad de vida y la calidad de los servicios que ofrecen a la población.

Hecho que contrasta con el manifiesto interés de las autoridades del régimen de enviar personal y recursos a cuanta situación de salud ocurre en cualquier otra zona geográfica del orbe, incluso a países con altísimo desarrollo y posibilidades como los EEUU, a quienes recientemente se les ofreció la ayuda de miles de médicos y toneladas de recursos para paliar los efectos sobre la salud del Huracán Katrina.

Como es costumbre, la ineficacia del régimen para solucionar la crisis obedece en gran medida a no combatir las causas verdaderas que generan estas epidemias, lejos de asumir sus responsabilidades culpan al pueblo de la aparición y transmisión de esas enfermedades por la práctica de “indisciplinas sociales”.

Campañas anteriores contra el Dengue como la del 2001, lideradas por el exgobernante Fidel Castro, funcionaron de modo más coherente.

Desde 1959 el Sr. Fidel Castro concentró todo el poder en su persona, ahora su marcado deterioro y salida del escenario político afecta el funcionamiento de la vida nacional, incluso en el sector de la salud, lo que explica la actual inoperancia en la respuesta de las autoridades del Estado.

La gravedad de la situación generada en la salud, su trágico costo para el pueblo, la violación de su derecho a ser informado de los peligros que sufre, la evasión de responsabilidades por las altas instancias, impunes ante su mala gestión, son hechos que exigen la destitución de los culpables, principalmente del Ministro de Salud Pública, el Sr. José Ramón Balaguer Fernández.

Además, amerita la creación de una comisión para investigar las causas determinantes de las crisis y la implementación de medidas objetivas que solucionen y eviten este tipo de situaciones en el futuro.

Dado en la Habana, a los 18 días de septiembre de 2006.

* Director del Centro de Salud y Derechos Humanos “Juan Bruno Zayas”. Ciudad de la Habana, Cuba. E-mail: darsiferrer@yahoo.com
** Periodista independiente cubano. Colaborador.

Foto de la izquierda muestra las pésimas condiciones higiénicas en La Habana. La foto de la derecha muestra el pasillo de un Hospital con camas improvisadas para atender en número cada vez mayor de pacientes con Dengue.

lunes, septiembre 18, 2006

Médicos repugnantes y dañinos a la Revolución.



Por: Dr.Eloy A. González.

Repugnantes y dañinos a la Revolución son algunos de los calificativos que utiliza el régimen castro-comunista en el trato consular que suele dar a sus nacionales, médicos de profesión, radicados en el extranjero y que desean viajar a la Isla-cárcel.

Y es que el problema, que no es nada nuevo, se agudiza con la entrada en vigor de las nuevas medidas anunciadas por el régimen de La Habana en ocasión de la celebración en esta capital de la conferencia: “La Nación y la Inmigración”. Las medidas, entre otras cosas, permiten a los cubanos radicados en el exterior, viajar a Cuba sin necesidad de una Visa de entrada, pero eso si con un “pasaporte habilitado’ que es, el mismo perro con diferente collar.

La historia comienza por los 60’s. El régimen estableció sin margen de dudas su condición de Estado-Patrón y controló el siempre libre ejercicio de la práctica médica. Los médicos pasaron a ser, como el resto de la población laboral, asalariados dóciles del Estado.

Cuando muchos de estos médicos optaron por emigrar, al agravarse la situación político-económica del país a principios de la década del 60’s y porque, entre otra cosas, ya se había declarado el carácter socialista de la Revolución; se vieron imposibilitados de salir de Cuba al producirse el cierre de la compañías aéreas que operaban entre Cuba y los Estados Unidos de forma intempestiva. Esto ocurrió a raíz de los eventos de la Crisis de los misiles en el 1962.

Estos médicos no “formados” por y en la Revolución, pero candidatos a “desertores” se les sancionó a trabajar en lugares inhóspitos y alejados de sus familias .Recuerdo por aquellos tiempos la frase empleada para calificarlos: “están castigados por querer irse del país”. Permanecían en esos lugares alrededor de 7 años bajo el estricto control de los funcionarios partidistas siempre prestos a ensañarse con ellos y aplicarles la sanción laboral más severa si incurrían en el más leve error en su trabajo diario.

Cuando finalmente lograban irse llevaban consigo, además del tiempo perdido y las carreras truncadas, sus amarguras y frustraciones siempre difíciles de desprenderse de ellas para convertirse en inmigrantes a destiempo. No creo que a estos les interesó en algún momento regresar, por lo demás, no había por ese tiempo ‘pasaporte habilitado’

Los médicos ‘formados” por (o en) la Revolución, si deseaban emigrar no podían hacerlo bajo ninguna circunstancia. Eran “frutos” de la Revolución, ésta los había ‘formado” el costo económico de su formación había corrido por su cuenta, en tal sentido, eran “privilegiados” que adquirían la condición de esclavos; los hijos de la Revolución tenían que correr la misma suerte.

Pero muchos no querían vivir la experiencia revolucionaria y aquellos, paradójicamente más proclives a la ideología revolucionaria, militantes aguerridos ,soldados incondicionales de la Revolución y forjados en la lucha; aprovechaban la primera oportunidad de un viaje oficial , con motivo de algún Curso o Congreso en el exterior para bajarse del avión en Gander o Barajas y poner espacio de por medio entre la Revolución y su anatomia.Recuerdo en mis tiempos de estudiante cuando se conocía de estos casos de comunistas-sarampionosos, que hacían una opción preferencial por el capitalismo salvaje. El choteo era mayúsculo.

Durante la década de los 70’s y 80’s, al incrementarse el número de misiones médicas cubanas en África y otras latitudes, el número de médicos también aumentaba y con ellos las posibilidades de deserciones. Las misiones internacionalistas constituyeron y aún constituyen una posibilidad para emigrar de los profesionales cubanos en general. Esto aumentó la presencia de esa población profesional calificada por el régimen de “desertores” y a los cuales se les prohíbe ingresar a Cuba o reunirse con sus familiares. Estos médicos caen dentro de la categoría de “desahuciados” pudiendo regresar a la Isla si tienen suerte o le conceden una especie de perdón, que nadie sabe quien o que organismo e institución lo otorga.

Al principio de la década de los 90’s ocurre el fenómeno más interesante en la compleja situación social de Cuba por aquellos tiempos. Con la caída del Muro de Berlín y la subsiguiente desaparición del campo socialista, el régimen castro-comunista ejecuta uno de los más paradójicos pero eficiente procedimiento para aliviar la tensión social existente; miles de profesionales salieron de Cuba y entre ellos muchos médicos que se instalaron en otros países a trabajar sin perder el vínculo con su país de origen y las representaciones diplomáticas y consulares de Cuba. Se conoció como el “Exilio de Terciopelo” y a esta categoría no faltaron los “esclavos de bata blanca” que creyeron que una carta de invitación y un contrato de trabajo en el extranjero los haría libres. No fue así. Nunca entenderé esta movida del régimen al permitir la salida de tantos nacionales con sólida formación profesional, sólo porque tenían una carta de invitación o un contrato de trabajo. Fue parte de una solución de un problema mayor, evitar un estallido social.

No debemos de pasar por alto que, en relación a los dos éxodos masivos, esto es, Mariel/80 y la Crisis de los Balseros del 1994, muchos profesionales de la Salud aprovecharon para escapar de la Isla. En el caso del Mariel, el régimen al percatarse del flujo de profesionales que salían le puso fin de inmediato controlando esto por medio del chequeo del registro laboral adjunto al carné de identidad. En el caso de los balseros del 94, muchos médicos optaron por esta travesía, pero el éxodo tuvo un fin que todos conocemos.

De todo lo anterior se infiere que existe una población de inmigrantes cubanos, médicos de profesión, radicados en el extranjero. No existen cifras estadísticas, pero debe ser un número considerable de aquellos que optaron por vivir en Libertad aunque no la obtuvieron del todo. Atrás quedaron en muchas ocasiones una familia-rehén que sufre las consecuencias y penalidades del carácter vengativo del régimen.

Hoy muchos de los médicos radicados en el extranjero desean regresa de visita a su país de origen; pero se ven imposibilitados de hacerlo, incluso cuando, según las nuevas regulaciones no necesitan un Visado de entrada. El problema no es nada nuevo, el régimen castro-comunista se niega a re-habilitar a los “desertores” y les recuerda a los integrantes del “exilio de terciopelo” que su condición implica transitar por los caminos de la lealtad a la Revolución, mientras les recuerda a otros que son “repugnantes y dañinos a la Revolución”.

En Chile los médicos cubanos comenzaron a llegar entre 1995-1999, cuando unos 278 profesionales revalidaron sus títulos. Alrededor del 2001, el número de médicos cubanos se establecía en unos 1 000; sin embargo tuve la oportunidad de hablar con un médico cubano recién radicado en Miami y que antes trabajaba en Santiago de Chile; este me aseguró que el número de médicos cubanos en Chile supera los 2 000. Estos médicos han notificado de una Ley secreta de la dictadura Castro-comunista que les prohíbe viajar a Cuba a visitar a sus familiares , lo cual implica un exilio forzoso para aquellos que pensaron que , habiendo salido con un permiso de Inmigración , y estando establecidos en Chile, podrían viajar libremente a Cuba . No ha sido así, y esto ha ocasionando protestas de la comunidad médica cubana en Chile.

Otro tanto ocurre en Brasil, donde fueron enviados un buen número de médicos a establecer en algunas zonas el Plan del Médico de la Familia, y en otros casos emigraron según los mecanismos antes expuestos. La situación parece ser más dramática y se refleja en la denuncia dada a conocer por ellos y que a continuación trascribimos:

“Desde Brasil queremos notificar la persecución a que estamos sometidos los médicos desertores de la tiranía castrista. Desterrados, con entrada a Cuba prohibida indefinidamente, con esposa e hijos retenidos en la Isla; somos otra de las muestras vivas del odio y la antihumana política del régimen dictatorial cubano”.
“Llegamos a este país como esclavos, obligados a enviar el 80% de nuestro salario ,controlados por la Embajada Cubana …. . Desde que desertamos y pedimos asilo pasamos a ser perseguidos por la Embajada, ahora con el Sr. Jorge Lescano como máxima autoridad , y su ejercito de sátrapas de tropas especiales con fachada de diplomáticos”.
“Denunciamos el uso de los médicos cubanos en este país, para apoyar compañas políticas en estados de norte y nordeste, como manifestación de interferencia en asuntos de otro estado. Denunciamos los turbios negocios fraudulentos de la Embajada Cubana en Brasil, vendiendo medicamentos a precios irrisorios ,mientras el pueblo cubano carece de ellos en los hospitales. Denunciamos los negocios fraudulentos de la empresa cubana LabioFam,……. . Denunciamos la flagrante violación de los derechos humanos al prohibirnos visitar nuestros seres queridos .Reclamamos en derecho a la reunificación familiar, solicitando libertad para los niños retenidos en Cuba, hijos de médicos que desertamos de la esclavitud y luchamos por la democracia y las libertades del ser humano”. Médicos Cubanos en Brasil 1

También los médicos cubanos radicados en Europa son objetos de todo tipo de tropelías y abuso a su dignidad y derechos; como puede conocerse en un documentado artículo aparecido en la prensa digital , y es que los médicos cubanos residentes en naciones europeas tampoco son elegibles para viajar a la Isla con su pasaporte “habilitado”, solo por eso, por ser médicos.

Los propios periodistas independientes en Cuba nos recuerdan de la condición de los médicos allí, que han podido estudiar y alcanzar esta categoría profesional “gracias a la Revolución”, esos son usados por esta Revolución como medios básicos de ella . Las limitaciones actuales para aquellos médicos domiciliados en la Isla que deseen emigrar indican sanciones por deslealtad política . ¿Entonces?, ¿Por que nos sorprende cuando “la mano larga de la Revolución” se extiende hasta los médicos residentes en el extranjero recordándoles sus deslealtades políticas?

Crecimos y nos formamos al amparo dañino de una Revolución que pisotea el Derecho y enturbia toda nobleza, creíamos que con sólo obrar de buena fe encontraríamos el derrotero correcto para la práctica de nuestra profesión. Viciaron nuestra capacidad de obrar, no nos engañemos, donde quiera que estemos, no sólo nuestros familiares son rehenes de un régimen vengativo que no duda en aplicar su poder. Aquí no hay exilios ni exiliados distintos, el optar por establecerse en otro país, lo cual es uno de los derechos básicos, te hace merecedor del calificativo de desertor y como tales son tratados cualquiera que sea el tiempo pasado fuera de Cuba.

Lidiamos con un régimen vengativo y como señala uno de esos médicos ‘desertores” de las “solidarias y desinteresadas” misiones internacionalistas en África: “El régimen (de Castro) a fracasado en todo lo que ha intentado, pero conserva una gran capacidad de venganza.Castro disfruta vengándose, y aun conserva una gran capacidad para hacerlo" . Así que si eres médico escapado, serás siempre médico sancionado, e iras a engrosar una secreta “lista negra” a la cual solo tienen acceso los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Dictadura.

¿Hasta cuando seguiremos transitando en este doloroso Exilio, entre las falacias y las arbitrariedades del régimen? Salir siempre es un acto de Libertad para aquellos que definitivamente se desembarazan del régimen, y no se dejan manipular por los mecanismos que ensombrecen la dignidad y fracturan el decoro; como eso de “habilitarme” un pasaporte para tener derecho a viajar a mi Patria.

Para aquellos que nos negamos a vivir sin decoro nos espera un regreso promisorio, y ya libres experimentaremos el reencuentro coronado por la virtud de la cual nunca se dudo, el amor que nunca se perdió y el recuerdo que nunca fue apartado. En definitiva, “no hay Patria sin Virtud” y a una Patria plena de virtudes aspiramos .
© 2005
--------------------------------------------------------------------
1 Médicos Cubanos en Brasil. Denuncia. Siglo XX. Abril 2002
2 Denuncian médicos exiliados la negativa del gobierno a permitirles visitar la Isla, por Michel Suárez. www.cubaencuentro.com/sociedad/noticias 06/19/2004
3 Médicos Cubanos, medios básicos del gobierno comunista? Por :Pablo Pacheco,PSD.Ciego de Ávila, Cuba 08/2000
4 Médicos o Esclavos ?. por Dr. J.L García Paneque, Agencia Libertad. Las Tunas.Cuba.
5 Propiedad del Estado. (entrevista). Víctor Llano. Libertad Digital.

sábado, septiembre 16, 2006

Increase in hepatitis cases reported in Havana.

Por: Jose A Fornaris. *

Havana, Cuba - August 2006 - With nearly 300 cases of hepatitis reported thus far this year, doctors say the disease is on the upswing; new cases during the last two weeks were reported to exceed 70.

Health authorities said that they were considering bringing judicial proceedings against patients who do not observe the prescribed rest periods after being diagnosed with the disease, contributing to its spread, but doctors said the disease is mostly spread through water-borne pathogens.

Several months back health authorities were operating under the assumption that students suffering from the disease were a primary source of infection when their parents sent them back to school before they fully recovered, but the school year ended more than 30 days back without any abatement in the rate of infection.

Last Monday, health officials in the Managua health clinic were unable to perform diagnostic tests on suspected cases of hepatitis because the required instrument was out of order.

* Periodista Independiente. Agencia Cuba-verdad.

Versión en Español haciendo clic en el título de la nota.

viernes, septiembre 15, 2006

"Biscet se alegrará por concesión de Premio Príncipe de Asturias a UNICEF"


Por: Gaby Sarduy.

Buenos Aires, 13 de Septiembre de 2006 (- Liberpress -) En horas del mediodía la Fundación Príncipe de Asturias dio a conocer el resultado de las deliberaciones del jurado e informó que el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) fue el galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia 2006.

La esposa del prisionero de conciencia Oscar Elías Biscet, quien fuera postulado por numerosas organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil de todo el mundo para el premio comentó hoy sobre la concesión del galardón a la UNICEF: "Oscar se pondrá contento al saber que una organización que ayuda a los niños halla recibido este reconocimiento". El Dr. Biscet ha visto signada su lucha cívica por la defensa del derecho de los niños a la vida, en especial por su denuncia realizada en el trabajo "Rivanol: Un método para destruir la Vida" sobre los abortos de mujeers en avanzado estado de gestación cuyos niños se dejaban morir sin la debida atención médica.

El Dr. Biscet creó la Fundación Lawton por los Derechos Humanos, organización humanitaria considerada ilegal por las autoridades cubanas, dirigida a promover pacíficamente la defensa de los derechos humanos, tomando como base el primero de los derechos: El Derecho a la Vida y que desarrolla su accionar por medio de tácticas de desobediencia civil no violentas.
Ha realizado numerosas actividades y manifestaciones públicas a favor del respeto de los derechos civiles en Cuba, su oposición al Aborto y la Pena de Muerte, en muchas ocasiones en presencia de la prensa internacional. Sus actividades y noble ideario han trascendido las fronteras de su país y ha sido objeto de reconocimientos internacionales. Este líder de la
resistencia cívica no violenta, cuyos métodos de lucha se inspiran en el Mahatma Gandhi y Martin Luther King, está preso en las cárceles de la dictadura cubana con una condena de 25 años y es sistemáticamente sometido a abusos y torturas, encerrado en celdas tapiadas, alejado en numerosas ocasiones de sus familiares con traslados a prisiones lejanas a su hogar, y encerrado junto a presos comunes. Su único crimen ha sido honrar la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su propio país

Al conocer la noticia Elsa Morejón, que ha luchado siempre junto a su esposo en la defensa de los derechos civiles y en especial en defensa del derecho a la vida comentó a esta cronista que: "ojala La UNICEF pueda seguir consiguiendo recursos para ayudar a los niños, yo soy una fan a entrar a su sitio Web y seguir bien de cerca todo lo que ellos hacen, de hecho estoy inscripta en varios Email de ellos y como voluntaria para las Naciones Unidas para si algún día puedo hacer algo por ellos"

El Dr. Oscar Biscet se encuentra encarcelado encima la prisión del Combinado del Este de La Habana. En su ultima comunicación desde la cárcel afirmó que «aquí, en esta caja oscura donde me obligan a vivir, estaré resistiendo hasta lograr la libertad de mi pueblo» y exhortó a los cubanos a continuar con una jornada de ayuno y oración que él mismo convocara desde el presidio hasta que el régimen cubano firme y respete los pactos internacionales de derechos civiles y políticos. Su esposa, Elsa Morejón, dio a conocer antes de ayer una carta abierta al Secretario General de la ONU denunciando las violaciones a los derechos humanos que se cometen en la isla, en coincidencia con la visita de Annan a La Habana para participar de la Cumbre de Países No Alineados.

miércoles, septiembre 13, 2006

Lo malo que pueden ser los hombres.


Por: Norberto Fuentes.

Los hombres son fuertes sólo enla medida que representen una idea fuerte.
-Sigmund Freud-

José A. Blanco, quien alcanza los grados de coronel del Ministerio del Interior y a quien todos llaman 'Lingote', se las pasa inventándole casos a Fidel. Fidel necesita crear un caso y 'El Lingo' se lo inventa.

Basta con cogerte en un delito. Puede ser una nimiedad. Una libra de carne de contrabando es suficiente. Ahí empiezan a complicarte la existencia. Tú por salir de la presión, aceptas cualquier cosa. Sobre todo si te atrabancaron y estás en el Centro de Instrucción.

Los plantados. Nadie lo recuerda. Todo Miami está lleno de plantados. Todos en Miami se quieren hacer los guapos y todos tienen los techos de vidrio y por eso mienten.
Comienzan a ser chivatos y luego necesitan seguir siéndolo. Es un mecanismo de defensa. Mientras más compañeros de lucha (de la contra, se entiende) contribuyas a enviar para el talego, más se eterniza el régimen y la posibilidad de que los archivos se desempolven se vuelve remota.

Cuando yo veía a 'Lingote', uno de nuestros héroes, me decepcionaba de la raza humana, porque sabía hasta donde podía llevarles.

El héroe prototípico de Miami se decepciona posteriormente de lo malo que ha podido ser, pero ya está embarcado y acude al oficial de la Seguridad que lo atiende cuando lo necesita. Si ibas a cumplir 40, te fuiste con 10. Por lo menos eso.

Abilio Díaz Abascal, un viejo comunista de la tropa de Leonel Soto, Alfredo Guevara y Flavio Bravo, era anestesiólogo y después se metió a Psiquiatra. Tuvo una bronca con Ramiro Valdés y no podía entrar al Ministerio del Interior. Había renunciado a ser jefe médico del MinInt y un día, el Miguel el Tuerto —dejándose guiar por un manual que le habían traído de España— hipnotizó a un montón de gente en Villa Marista (el Centro de Instrucción principal) y luego no lograba virarlos para atrás. Fue a buscar a Díaz Abascal y hubo que darle la coba para que ayudara a regresarlos. Era una docena de presos contrarrevolucionarios y todos estaban en Babia, en una especie de levitación mental, y por lo que se apreciaba en sus apacibles sonrisas, colmados de felicidad. Díaz Abascal no llegó a presentarse en Villa pero le dijo al Tuerto cómo sacarlos de la hipnosis. «Éntrales a bofetadas. O pónganle los huevos en un vaso con hielo.» Eduardo el Loco, uno de los Jefes de Villa, decía: «Miguel, coño, saca a esa gente, que mira que está aclarando.» Como si la hipnosis fuera nada más que una cosa de por las noches.

Abascal era el que sacaba a los locos del Hospital Naval y los ponía a marchar y a cortar hierba, todos armados con machetes. Oficiales y soldados que estaban 'quendis'. Orates. Locos de a viaje. Por cierto que Eduardo el Loco fue a dar a los pocos meses al CIMEX, la clínica de los dirigentes, porque le dio un infarto. Allí se puso a hacer planchas al objeto de mantenerse en forma y al segundo envión quedó.

Deja que te atienda Abascal, que si matas a alguien, no tienes problemas. Era algo que se oía decir. Él te inventa una situación. Locura temporal para empezar.

Su gran competencia era el comandante Bernabé Díaz Ordaz, el director del Hospital de Psiquiátrico de La Habana. Se dio electroshock él mismo. Muchas veces. Probar la eficacia del método, decía.

Todo en nombre de la lucha. Traían hierbas y mezclas naturales alucinógenas para enseñar a los agentes a resistir los interrogatorios de la CIA. Los compañeros preguntaban, no obstante, ¿cómo obtener las hierbas si habían caído presos? Si por lo menos se pudiera hacer cocimiento y que durara en el estómago mientras transcurriera la misión…

Ensayaron las pócimas con namibios. Por lo menos eso contaba 'Lingote'. Todo tipo de medicamentos con ellos. Cuando se desahuciaban, los devolvían a Namibia, para que los soltaran en la selva y se los comieran las fieras. 'El Lingo' decía eso. Que los mandaban de bisté.

Información relacionada:

La Psiquiatría Cubana: Una perversa ideología represiva.
Por: Ramiro Arguello Hurtado.

La psiquiatría cubana ocupa un sitial de honor entre los organismos represores de los derechos humanos del orbe. Su prontuario es apabullante por su bestialidad sin paliativos.
..............................................................................................................................................
Usted puede leer este artículo completo haciendo click en el título del mismo.

domingo, septiembre 10, 2006

Carta Abierta A Kofi Annan Secretario General de Las Naciones Unidas



Septiembre 8, del 2006

Carta Abierta A Kofi Annan Secretario General de Las Naciones Unidas

Excelencia:

Reciba un saludo cordial, según algunos medios masivos de difusión usted visitara mi país (Cuba) con motivo a la decimocuarta Cumbre de Países no Alineados.

Me gustaría que usted supiera que en mi país hay cientos de cubanos encarcelados injustamente cuyos únicos delitos han sido honrar la Declaración Universal de Derechos Humanos y ejercer el derecho a la libre expresión, muchos de ellos han sido declarados prisioneros de conciencia por Amnistía Internacional como es el caso de mi esposo el Dr. Oscar Elías Biscet González de 45 años médico de profesión quien ama la vida y la no-violencia. Mi esposo se encuentra en un régimen carcelario incongruente con las reglas mínimas para la atención a los reclusos establecidas por Las Naciones Unidas, él al igual que los prisioneros políticos y de conciencia en la Isla. Ellos están en prisión por la falta de democracia que existe en mi país y por el no respeto a los derechos cívicos y políticos. La inmensa mayoría de los cubanos que están en prisión son de la raza negra al igual que el Dr. Biscet.

Distinguido Dr. Kofi Annan nosotros sabemos cuanto usted ama la dignidad humana y los derechos humanos por lo que agradezco de antemano cualquier gestión de buena voluntad ante el gobierno de Cuba para lograr la inmediata excarcelación de mi esposo y de todos los prisioneros políticos y de conciencia en Cuba.

Agradeciendo de antemano su atención,

Lic. Elsa Morejón Hernández

Esposa del Dr. Oscar Elías Biscet González prisionero de conciencia y Presidente de la Fundación Lawton de Derechos Humanos.
E-mail: elsamorejon@yahoo.com

Cc: Dennis Sassou Nguesso, Presidente de la Unión Africana.

sábado, septiembre 09, 2006

Una información necesaria a los lectores.


Debo darles una explicación a los lectores; esta es que los comentarios a los Post que aparecen en el Blog de Medicina Cubana, sólo estarán abiertos para los miembros del Blog, listado que hemos venido creando desde hace algún tiempo.

En este Blog les hemos dado prioridad a los periodistas independientes cubanos, tanto en los Post como en los comentarios. Sin embargo nunca imaginamos que, pudiéramos recibir ataques personales que ponen en duda mi respetabilidad y credibilidad. Resulta doloroso recibir estos ataques de una persona que hasta ahora, siempre contó con el respeto y la admiración tanto mía como del resto de mis familiares. Quien compartió momentos con mis hijos en la Habana Vieja cuando vivíamos en la misma vecindad.

Estos ataques muestran una actitud inexplicable y conllevan tal agresión verbal que ofenden a mi familia en su conjunto. No tengo por que aceptar en una página personal agresiones que, aunque desmeritan a quien las ocasiona, en nada enriquecen la virtud y sólo alejan la nobleza.

Me da mucha pena con la persona que ha protagonizado tan oscuro empeño. Este, el del descrédito propio de almas, que hacen de la infamia faena ingrata.

Dr. Eloy A. González.

Medicina Cubana Blog.

P.S: Las notas, informaciones y artículos que nos lleguen a través de la dirección electrónica del Blog tendrán la atención que siempre han merecido.

viernes, septiembre 08, 2006

Infecciones Intrahospitalarias en Hospital habanero.



Fallecen cinco pacientes por infección intrahospitalaria.

Por: Odelin Alfonso Torna. *

La Habana, Cuba - septiembre 2006 - Al menos cinco pacientes operados de hernia y vesícula fallecieron por infecciones intrahospitalarias en Salas del Hospital Clínico Quirúrgico Calixto García, hospital que cuenta con diez salones de cirugía y el mayor número de operaciones del país.

Dos enfermeros del Calixto García realizan de forma anónima un estudio sobre los fallecimientos por patologías no aclaradas. Los médicos aseguran que estos pacientes mueren a causa de la edad o la incapacidad de resistir la anestesia. Realmente, se complican por infecciones intrahospitalarias recogidas en salones de operación y la falta de antibióticos capaces de combatirlas, denunciaron los enfermeros que pidieron no ser identificados.

Las filtraciones y humedad en las paredes del Salón provienen de los conductos en el interior de éstas, con más de un siglo de explotación. Las heces fecales de los baños del salón superior se comunican con las aspiradoras de pared, centrales o portátiles.

Por estos conductos circulan secreciones de pacientes y residuos post operatorio procedente de levines y sondas. Unido a esto, los empleados de Cirugía se quejan de tener que cargar el agua potable con cubetas desde otras salas, debido a tupiciones en las tuberías del Salón. No hay medios para limpiar, formol para desinfectar, ni cemento para tapar las grietas en las paredes.

El Jefe de la Unidad Quirúrgica, Doctor Andrés Salazar Corriga y el Jefe de servicio, doctor Carlos Coba, están al tanto de la situación, pero nada hacen. También es de su conocimiento que la anestesia, suturas y tubos utilizados en los salones, están fuera de fecha de vencimiento.

* Periodista independiente cubano. E-mail : odelinalfonso@yahoo.com

Las fotos que acompañan a esta nota nos fueron enviadas desde Canadá; tomadas en la Sala Torralbas (Cirugía) del Hospital Calixto García y muestran las camas en el área de hospitalización y una Camilla de examen físico.

Nota del Editor:
El Hospital Calixto García, es tal vez el más antiguo de los existentes en el país, y el más conocido. Siempre ha contado con excelentes especialistas, ahora no es una excepción. De allí han salido los mejores médicos que se han establecido en el exterior o aquello que han pasado a trabajar en los distintos Institutos del Ministerio da Salud Pública o en el Hospital Hnos. Almejeiras.

Las condiciones de dicho Hospital son muy malas y no sólo por el estado de postración y las carencias que existen en el país, sino porque se trata de una edificación antigua, nada funcional, que ha sido reparada una y otra vez sin éxito. No tiene característica alguna de un Hospital moderno. Si tiene una rica tradición de enseñanza de la Medicina insuperable y cuenta con muy buenos docentes.

Hace algunos años se consideró la posibilidad de demolerlo y construir otro hospital, pero se levantaron voces que consideraron que era una edificación histórica, de valor arquitectónico y por lo tanto patrimonio nacional. Un disparate, si es histórico pero no como para mantener en pies todos los pabellones, no tiene valor arquitectónico porque ha sido remodelado sin considerar sus características constructivas y hasta donde conozco no ha sido declarado patrimonio nacional.


miércoles, septiembre 06, 2006

Aumentan Casos de Dengue en Cuba.

Por: Juan Mario Rodríguez. *

La Habana, Cuba septiembre 2006.- La epidemia de Dengue que afecta a la capital obligó a las autoridades del Ministerio de Salud Pública a disponer tres Hospitales para acoger al creciente número de infectados con el virus.

Los pabellones y salas de los Hospitales Clínicos Quirúrgicos, “Salvador Allende” (Covadonga) y “10 de Octubre” (Dependiente) están recibiendo a cientos de casos de la capital y la provincia La Habana.

En el Hospital Infantil Docente “Ángel Arturo Aballí” están habilitadas siete de sus trece Salas para atender a los enfermos de Dengue de las dos provincias habaneras. La atención a las demás patologías ha sido relegada a otros centros de salud capitalina.

El pasado domingo fueron ingresadas en la Dependiente y el Aballí un promedio de cien personas susceptibles. A las instalaciones no pueden acceder niños ni autos privados.

* Periodista Independiente, Corresponsal en la isla de Misceláneas de Cuba

lunes, septiembre 04, 2006

En la espera letal.



Una historia conmovedora que refleja los tortuosos y dilatados caminos que pueden pasar algunos enfermos en Cuba buscando asistencia médica y como esto puede, paradójicamente, conducirlos a la muerte.

Por: Shelyn Rojas. *

Lázaro Ferry era un negro gangulero querido por todos sus ahijados. Tenía 39 años. Esperaba los 17 de diciembre para festejar su cumpleaños y la víspera de San Lázaro. Aprovechaba ese día para dar de comer la sangre de los animales sacrificados a las prendas que trabajaba.

Una mañana, amaneció quejándose de dolores en la parte baja de la espalda. El dolor era tan agudo que apenas podía caminar. Le costaba trabajo respirar.

Ese día a pesar de sus dolencias, fue a trabajar. Era el encargado de repartir la comida en varios pisos del hospital Hermanos Amejeiras. Pensó que allí estaría protegido si se agravaba.

Se equivocó. Sus compañeros de trabajo no le prestaron atención a lo que le sucedía. Quizás por la tensión laboral. Al día siguiente, el dolor era más intenso. Casi sin poder caminar, decidió dirigirse hacia la posta médica que le pertenecía en su localidad. Estaba cerrada.

La mayoría de las Postas Médicas y Hospitales en el país se encuentran en esta situación desde que comenzó la trata de médicos. Doctores y enfermeros cubanos han sido enviados para Venezuela, Bolivia y otros países a prestar servicios en aras de la propaganda política.

Después de caminar varia cuadras, encontró un doctor en una posta (a varios kilómetros de su hogar), que estaba atendiendo pacientes. El doctor, al verlo en estado crítico, lo remitió urgente hacia el policlínico más cercano. Cuando llegó al policlínico, le explicaron que allí no lo podían atender, porque no le pertenecía esa zona. Reglamentos.

A unas seis cuadras queda el policlínico de 30 de Noviembre. En ese era en el que debían prestarles los auxilios. A Lázaro no le quedó otra alternativa que arrastrarse hasta el policlínico que le correspondía.El doctor de turno que lo reconoció, le envió unos análisis. El resultado arrojado por los análisis fue hepatitis e infección en los riñones.

Regresó a su casa con un tratamiento. Acudió a sus ahijados más allegados, Viviana y Juanito el mecánico. Viviana decidió quedarse con él esa noche, por si empeoraba.

Amaneció. Al mediodía, cuando su ahijada le estaba dando el almuerzo, Lázaro escupió un buche de sangre. Viviana se asustó. Llamó por teléfono a su hermano de religión Juanito. Este estaba trabajando en el taller. Ante la noticia pidió permiso y sin cambiarse de ropa fue para casa de su padrino. Directo para el Hospital Miguel Enrique, la antigua Benéfica, ubicada en Ciudad Habana.

Después de una larga espera en una cola interminable, para que fuera atendido, el doctor que lo reconoció lo envió al laboratorio para hacerle análisis de urgencia.El enfermero del laboratorio no se encontraba. Viviana dejó sentado a su padrino al lado de la puerta del laboratorio. Asustados, los dos ahijados se dirigieron hasta información para localizar al enfermero.

La recepcionista levantó su mirada y de forma déspota les respondió- El muchacho del laboratorio no está- y continúo sumergida en papeles. Juanito le pidió de favor que lo tratara de localizar por el audio. Le expresó que era un caso de urgencia.

Esta vez, la recepcionista disgustada se levantó y groseramente les respondió, con la mirada fija en el overol sucio de grasa del atribulado mecánico, que como se visten las personas así eran atendidas.

El enfermero no apareció. La recepcionista retornó a su posición habitual entre los papeles, sólo interrumpida por alguna que otra llamada telefónica.

El 19 de julio, Lázaro el gangulero, sentado en el banco del laboratorio, esperando que le hicieran su análisis, ahogado en llanto por el dolor, falleció.

* Shelin Rojas es una periodista independiente cubana. E-mail: Shelyn2005@hotmail.com

Foto de la izquierda corresponde a la autora del artículo. La foto de la derecha muestra un enfermo en Cuba cuando es trasladado en una caretilla.

sábado, septiembre 02, 2006

Castro’s brutal thugs have grabbed Dr. Darsi Ferrer Ramirez, Director of Health and Human Rights Center in Cuba.


The worst has happened. Castro’s brutal thugs have grabbed Dr. Ferrer Ramirez, one of the most courageous of dissidents in Cuba, and known too many of us because he sends daily reports of what's happening in Cuba at his own peril. I consider him a sterling source of information.

Her ex-wife Yusnaimy Jorge Sosa sent us an E- mail stating the following:
Yesterday in the early hours, 2.30 am, Dr. Darsi Ferrer Ramirez, was arrested arbitrarily by about 50 members of the Political Police, dressed as policemen, without shields, in 12 police cars.

With guns drawn, they loudly knocked on the door. He was immediately handcuffed and takes, without pants, shoes or a shirt, who knows where. They left our 5-year-old son alone in the house, because I was with my mother, who was feeling ill, at her house
Darsi told them that our son was alone and asked that he be allowed to take him (son) with them. They paid no attention to him. But, before leaving, they turned on the gas and closed the door. Thanks to the help of some neighbors, who quickly went to find me, we were able to break a window, enter, and rescue the child still alive.

The whereabouts of Darsi were unknown until 6:11am, when an official from the Ministry of Interior arrive to tell me where (in which unit) he was detained. At approximately 8 am he was released.

At this moment, around 1:00 pm,Dr.Darsi Ferrer Ramirez was arbitrarily arrested again on the corner of the Interests Office, which he was about to enter. Giving no explanation, he was taken away again. I am now going to look for him and hope to find him in a unit and not in another place. I’m sending this message to inform you that I, Yusnaimy Jorge Sosa, hold responsible and accuse the government, the National Security and everyone who was involved in this attempt to murder my son, Dariel Ferrer Jorge, who is only 5 years old, and my husband, Darsi Ferrer Ramirez.

Photo: Dr. Ferrer, your wife and son.


Lea la versión en español de esta noticia hacienda click en el titulo de la nota.

Información relacionada:
Todo hombre honrado puede dar cuenta de sus actos.