viernes, abril 30, 2010

Global Health: Fifty Years of U.S. Embargo: Cuba's Health Outcomes and Lessons

Paul K. Drain and Michele Barry*
The U.S. trade embargo against Cuba, enacted after Fidel Castro's revolution overthrew the Batista regime, reaches 50 years in 2010. Its stated goal has been to bring democracy to the Cuban people (1), but a 2009 U.S. Senate report concluded "the unilateral embargo on Cuba has failed to achieve its stated purpose" (2). Domestic and international favor for the embargo is not strong (3). Many political and business leaders suggest changing U.S. policy toward Cuba, and President Obama eased travel and remittance restrictions of Cuban-Americans (4, 5). In light of such changes in sentiment and policy, and also the impending overhaul of U.S. health care, we review health consequences and lessons from "one of the most complex and longstanding embargoes in modern history" (2).
School of Medicine, Stanford University, Palo Alto, CA 94305, USA.
* Member of the Social Sciences Research Council Cuban Working Group of the American Council of Learned Societies.
* Author for correspondence. E-mail: pkdrain@stanford.edu
Additional information:
The ‘top-ten’ countries (with lowest mortality) for both men and women had some surprises for both 1970 and 2010, although there was more consistency in the women’s league table. Australia moved from 44th place for male mortality in 1970 to 6th in 2010; while Paraguay, surprisingly at 5th in 1970, had dropped to 70th 40 years later. Other surprises were Cuba, at 3rd in 1970, and Costa Rica, at 10th—but both had also slid well out of the top ten to 36th and 30th respectively, by 2010. Greece had the lowest male mortality worldwide in 1970, yet by 2010 it was only 22nd in the league. Only Sweden, the Netherlands and Norway kept their top ten places in the male league over the 40 years. The top five countries today are, in order, Iceland, Sweden, Malta, the Netherlands, and Switzerland. Italy, Qatar, Australia, and Israel also moved into the top ten for 2010.
More information Here:

 

jueves, abril 29, 2010

Indagación sobre el Hospital Nuevo de Santa Clara.

Aquí incluimos una indagación de un lector del Blog que pide información sobre el denominado Hospital Nuevo de Santa Clara. Incluimos ambos correos electrónicos recibidos. Esperamos que algún lector pueda informar a esta persona.
Buon giorno :
Vorrei sapere se voi potete fornirmi delle informazioni sull'ospedale NUEVO DI SANTA CLARA in particolare il reparto di terapia intensiva.e le caratteristiche della sala operatoria.
Di quali attrezzatura sono dotati se hanno la Tac ,l'ecigrafia e la metodologia applicata all'analisi del sangue .
Grazie e cordiali saluti
Formenti Fernanda
Buenos días
Quería saber si vosotros podéis proveerme en particular de las informaciones sobre el Hospital NUEVO DE SANTA CLARA; su Departamento de Terapia Intensiva y las características del Quirófano.
De cuáles equipos están dotados y si tienen el TAC, el escigrafia ( ecografía?) y la metodología sobrepuesta al análisis de la sangre.
Gracias y cordiales saludos
Formenti Fernanda
Buon Giorno
Nom mi aspettavo una risposta cosi formulata . La mia impressione e’ di uno che non puo’e non voule rrispondere per paura .
Cordiali saluti.
Buenos días.
No espere una repsuesta tan formulada . Mi impresión es que se trata de una persona que no puede o no quiere contestar por miedo.
Cordiales saludos.

viernes, abril 16, 2010

Un enfoque actual sobre los médicos cubanos.

No es nuevo improvisar y que el Gran Timonel decida todo, desde qué y cómo tienen que cultivar los campesinos, qué y cuanto comerá al mes cada cubano, y la cifra con muchos ceros de graduados futuros, decretada en discurso público tras sacar secreta "cuenta de la lechera" sobre cuánto se apropiará el Estado al cobrar él los salarios de los médicos en misión en el extranjero.
El estado cubano les impide cobrar directamente y les paga una limosna en franco delito de explotación de trabajo esclavo; cuando regresan, de esa migaja tienen que entregar "voluntariamente" un grueso por ciento a "la cuenta del Ministro". Cuanto profesional cubano viaja a trabajar es víctima de esas extorsiones.
También les prohíbe moverse libremente por el país extranjero, tener consigo a su familia y ejercer por su cuenta para ganar algo extra, si los descubren trabajando a escondidas o viajando fuera de la zona que le limitan, los agentes de la Seguridad del Estado los arrestan y traen de regreso a Cuba.
Sólo recientemente les levantó la prohibición de comprar con su dinero y traer a Cuba auto, motocicleta, una computadora. Si pese a esto los doctores ansían trabajar en el extranjero, juzguen cuáles son sus condiciones de vida en Cuba, donde el basurero, el policía semi-analfabeto y el delincuente ganan más que el hambreado doctor.
Como en otros países, hay médicos buenos, regulares y malos. La medicina y su docencia en Cuba gozaron - y aun queda - de merecido prestigio. Desde el siglo XIX los médicos cubanos estudiaban en universidades famosas de Europa, principalmente en Paris, e introducían en Cuba todo progreso.
Ejercieron con éxito la profesión y la docencia en el extranjero y guajirito - campesino - talentoso hubo que llegó a profesor en La Sorbona. Los extranjeros pueden averiguar mejor que los cubanos esta Historia, porque Castro primero la re-escribió para hacer ver que todo adelanto es debido a él.
La Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana fue excelente. Castro invirtió en el sistema de atención de Salud Pública, lo llevó a áreas rurales desatendidas, confiscó toda clínica y prohibió los consultorios privados, excepto a los médicos que ya tenían consultas, a condición de que consultaran después de cumplir su jornada de trabajo estatal.
Antes que su imitador Hugo Chávez, hizo la primera "Operación Barrio Adentro"; benefició a población antes olvidada, sobre todo rural, en menor medida a la de La Habana, aunque en ella, pese al desorden típico de la administración del Régimen, también hubo mejora, particularmente en campañas de vacunación y en crear una red de consultorios estomatológicos.
Beneficios paternalistas que le granjearon enorme ganancia política.
Castro pregonaba su sistema de Salud Publica como de "país del primer mundo", pero lo construyó sobre la arena: La cuenta la pagaba la Unión Soviética.
Pero extranjeros más crédulos de "la Revolución cubana" que de las matemáticas creen el imposible de que pese a su desbarajuste económico el Gobierno costea para los cubanos excelentes sistemas "gratuitos" de servicios médicos y educacionales.
(Recomiendo informarse de estos temas en los trabajos del Dr. Darsi Ferrer, hoy preso sin juicio por revelar con su cuidadoso periodismo médico - informes y videos con cámara oculta - la realidad de los Hospitales. Tengo algunos trabajos mío sobre salud y también sobre educación).
Para colmo, faltando la U.R.S.S., el Estado se hizo parásito de Hugo Chávez y para servir al ascenso del "socialismo del siglo XXI", y de otros políticos, desmanteló su sistema de atención en Cuba para alquilar sus médicos.
El pueblo está desesperado y se queja con dos refranes "Es desvestir un santo para vestir a otro" y el Gobierno "es luz de la calle y oscuridad en la casa"; pero ya Castro le arrebató los regalos con que lo atrajo en su época de noviazgo, para que ahora en otros países conquisten votos otros "benefactores que dan médicos gratis".
En los años 60 ocurrió la primera improvisación de profesionales de la medicina y de todo tipo: La emigración fue tan inmensa que escaseaban médicos. Castro dispuso cursillos para crear "médicos populares", especie de sanitarios que diagnosticaban y recetaban como el mejor diplomado.
Fomentó los estudios de Medicina. Se repuso el sistema de atención y docencia, no sin baches por escasez de medicamentos e insumos y exceso de trabajo. Graduaron buenos médicos.
Castro, que justificaba su dictadura con estadísticas, aumentó los alumnos y graduaciones, lo cual inevitablemente ocasionó nueva escasez de profesores y entregar la docencia a los mejores y a los no tanto. Y en Cuba la aptitud de un profesional para la docencia la determinan, más que su capacidad, sus méritos políticos y parentesco o matrimonio con jefes.
Las plazas para estudiar Medicina las otorgaba el Gobierno a los mejores expedientes de las escuelas pre-universitarias (bachillerato) con alguna excepción por influencia, pero ya a fines de los 80 !por no hablar del descoco de los 90! empezó la venta de las plazas de estudios. Y la exigencia de promociones gigantescas.
Toda formación universitaria requiere primero. . . la enseñanza elemental. Generaciones de cubanos recibieron una enseñanza primaria desastrosa y carecieron de literatura infantil que los desarrollara en la lectura, por ello generaciones de estudiantes universitarios carecen de capacidad para manejar libros de texto.
Ningún universitario tiene una enseñanza primaria sólida, pocos saben manejar libros y la mayoría de los profesionales ignora el idioma Inglés, pese a que el sistema de educación le dedicó a lo largo de su vida como escolar suficientes clases como para que dominaran ese idioma a un nivel básico - si le hubieran enseñado "de verdad".
Pero si, también hay buenos médicos - ningún médico extranjero conoció más cubanos buenos médicos que yo. Sufren serias dificultades para ser buenos y cada cubano sabe de médicos excelentes y de otros malos.
Eso nada tiene que ver con la fallida hornada de oftalmólogos. Aportaré anécdotas y opiniones en próximo escrito.(continuará).

miércoles, abril 14, 2010

¿Qué pasa realmente con los Oftalmólogos cubanos?

He leído dos artículos relacionados con la situación de los Oftalmólogos cubanos; quienes según un periodista independiente desde la Isla, fueron preparados para cubrir con premura las plazas de esta especialidad en la llamada “Operación Milagro” y después de cumplir con el término de la misión internacionalista, ya en Cuba, no son aceptados en los Servicios de Oftalmología por no estar lo suficiente calificados. Aquí les dejamos las notas que sobre estos especialistas cubanos han llegado a la Red y aparecen en la Página de CIHPRESS. Dejamos abierta la polémica, envíenos su opinión o información adicional.
Ciudad de la Habana, Cuba marzo 2010 (http://www.cihpress.com/).― El Gobierno de Cuba "graduó" un gran número de Oftalmólogos sin preparación adecuada, para utilizarlos en la "Operación Milagro" en países de América Latina, ahora regresaron a Cuba y aquí sus jefes médicos no saben qué hacer con ellos por su comprobada incapacidad, según profesionales de la salud.
Un médico resalta su testimonio haciendo el gesto de quien pega en la mano a otro para que no toque algo:"No los dejan trabajar, son un peligro para los pacientes y para ellos mismos, no son Oftalmólogos por su incompetencia pero si lo son "legalmente" por su título, sus directores y jefes de Hospital no les dan pacientes y los tienen sin hacer nada, la Oftalmología es una Especialidad muy delicada para improvisar Oftalmólogos y el Ministerio de Salud Publica no sabe que resolverá con ellos".
La inmensa crisis de los servicios de atención médica en Cuba está muy relacionada a la política del Estado de enviar  a trabajar en otros países a sus médicos dejando sin personal a los Hospitales y consultorios nacionales.
Con ello el Estado cubano logra fines de apoyo a políticos de izquierda de los países beneficiados con esa atención médica y cobra para si los ingresos que deberían percibir esos médicos por su trabajo - en autentica explotación moderna de trabajo esclavo.
Ahora "se le fue la mano" en formar Especialistas a la carrera - y no de carrera - y ocurre la paradoja de que faltan Oftalmólogos para atender al pueblo y sobran Oftalmólogos de mentiritas. Y lo más peligroso es que el Estado para resolver el problema que creó envíe al extranjero a los especialistas buenos.
Ciudad de la Habana/ http://www.cihpress.com/). —Hice público el 12 de marzo que el Gobierno de Cuba graduó Oftalmólogos sin la preparación requerida, para explotarlos económica y políticamente en el extranjero, y que, por su deficiente preparación, ahora "sobran"; sus superiores no les dan trabajo y el Ministerio de Salud Pública (MINSAP) no sabe qué hacer con ellos. Un Oftalmólogo argentino escribió que "es mentira". ! Ojalá!
Jamás dije que no hay buenos médicos cubanos sino que el Estado - exactamente Fidel Castro - por decreto político graduó un número importante de especialistas sin preparación.
Confirmo la veracidad de la información y agrego que ya el Ministerio decidió "racionalizar" - eufemismo por dejar en la calle - las plazas de esos Oftalmólogos. Muchos estudiaban Medicina General Integral (M. G. I.) cuando los hicieron cambiar de esa especialidad para Oftalmología "por necesidad de la Revolución".
A una recién graduada le garantizaba plaza la dirección del Hospital - Policlínico Santos Suarez, en Coco y Rabí, pero de pronto le informaron que perdió la plaza; la entregarán a otra y ve con estupor que su titulo de Oftalmóloga "no vale" y menos si emigra.
El doctor argentino me desmiente porque afirma que trabajó con buenos especialistas cubanos, creo que me ofende de buena fe y le agradezco que defienda a sus colegas compatriotas míos.
Es lo que hago al denunciar miserias tan degradantes de la condición humana y la profesión médica que resultan increíbles allí donde no existe un Fidel Castro a quien sea imposible decirle no y continuar siendo Viceministro de Salud Pública, Rector o cualquier empleo.
La cifra de Especialistas graduados la establecía Fidel Castro; ahora su heredero, Raúl Castro, lanzó la consigna de "racionalizar": desempleo masivo de oficinistas, torcedores de tabaco y de Oftalmólogos improvisados.
*Periodista independiente cubano. Agencia CIHPRESS. Ciudad de la Habana, Cuba.

lunes, abril 12, 2010

Un asalto en La Habana.

En La Habana, en medio de un apagón, un hombre camina por la calle en tinieblas cuando le sale al paso un enmascarado con un cuchillo:
- A ver... ¡Dame tu reloj! ¡Dale rápido!-
El atemorizado ciudadano le entrega su reloj, un Seiko más falso que un oso panda cubano. El ladrón se queja:
- ¿Pero qué mierda es ésta, asere?, ¿Una imitación china? ¡A ver, dame la cartera, coño! -
La víctima le da la cartera, una imitación plástica de Pierre Cardín, sin un kilo prieto.
El ladrón se encabrona y chequea al hombre:
- ¡Pero, coño…, qué mierda eres!... ¡Ni siquiera la ropa vale la pena quitarte, carajo! No tienes celular, los espejuelos son una porquería, los zapatos están hecho tierra... No sé porque te paré a ti, porque, por si no te lo han dicho eres un cabrón esqueleto rumbero!...¡Eres mierda y todo lo que tienes arriba es mierda también! ¿A qué carajo te dedicas...?.-
El tipo con voz entrecortada de miedo contesta:
-¡Soy médico!-
El ladrón se arranca la máscara y le dice:
-¡No jodas coño! ¿Tú también? ¿Y en qué año te graduaste?-

sábado, abril 10, 2010

El gobierno de Cuba entrega una silla de ruedas a una impedida física en Bolivia en tanto que la Iglesia en Cuba le entrega otra silla, también a una impedida pero en La Habana.

Así andan las cosas, en un arranque de internacionalismo proletario y de ayuda a los mas necesitados, el gobierno de Cuba, publicidad de por medio, entrega en el medio de un campo de maíz en la distante Bolivia una silla de ruedas para una persona que requería de esta. En cambio en La Habana, una cubana tiene que apelar a la Iglesia para solucionar una silla de ruedas y ahora apenas puede utilizarla porque le pide al gobierno solidario de Cuba que le procuren las gomas, esto es solo las gomas de las ruedas para que sea una silla de ruedas, “de verdad” como la que tiene la impedida física allá en Bolivia.
Aquí les dejo la información:
Por: Zoila Hernández Díaz, periodista independiente.
La Habana, 6 de abril de 2010 - Una vez más se demuestra al mundo la gran campaña política que lleva a cabo el poderío de los hermanos Castro, quienes mal gobiernan, engañan y militarizan la isla por más de medio siglo.
Todos los días en la emisión estelar del Noticiero Nacional de Televisión, presumen de hacer una gran proeza mediante las campañas de salud que llevan por todo el mundo. Específicamente en Bolivia, mostraron hace apenas dos semanas. La gran generosidad del gobierno y del pueblo cubano cuando en medio de un campo de maíz le entregaba una silla de ruedas a una impedida física. Tonterías, es solo eso, una campaña política para querer dar al mundo una imagen que no existe, para ganar un puesto en Ginebra, pero no se dan cuenta que ya nadie les cree, solo por eso temen a la Internet en Cuba.
Sin embargo aquí en plena calle 33 número 10438 interior entre 104 y 106 en el municipio capitalino de Marianao, vive Roraima Bello Batista, quien producto de una enfermedad perdió sus dos piernas a la altura de las rodillas, esta señora se mueve en una silla de ruedas que le consiguió un familiar suyo a través de una Iglesia y está agotada de pedir a las diferentes instancias del estado al menos las gomas a lo que le responden que no las poseen, que están en falta. Ahora Roraima se deambula por las calles con su silla vieja y deteriorada con su nieta en las piernas vendiendo javitas y lo que encuentra a manos para poder sobrevivir pues la chequera que percibe es solo de $ 147.00 y su hija está buscando trabajo y no lo encuentra en ningún lugar.
Nada, que por denunciar al mundo casos como este… nos quieren encarcelar. En resumen seguimos siendo candil de la calle y continúa el apagón en Cuba.
Foto: Roraima Bello en su silla de ruedas en La Habana.

jueves, abril 08, 2010

Reivindicación del Anamú en Cuba.

En los años 70’s, cuando estudiaba la especialidad de Oncología en el Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología en La Habana, había más que un rumor en la Isla sobre el empleo del Anamú en el tratamiento del Cáncer y la efectividad de este producto natural que se administraba a los pacientes en forma de infusión. En aquel momento el asunto se complica cuando un abogado retirado con residencia en Ciudad de la Habana promovía el empleo del Anamú para los pacientes con Cáncer en el área hospitalaria del Vedado. Esta persona había reproducido y estaba distribuyendo un volante donde explicaba los beneficios de esta planta en el tratamiento del Cáncer.
El profesor Zoilo Marinello V. Director del Instituto de Oncología, y conocida autoridad en materia de Oncología en el país, tomo cartas en el asunto y evito que este rumor y el documento que se distribuía continuara llegando a los pacientes con Cáncer. La persona que entregaba este volante fue detenido al frente del Hospital Pediátrico “Pedro Borras”, nunca pude saber que suerte corrió después de su detención. Aun así el Profesor Marinello recomendó que se investigara los efectos del Anamú y los resultados que se comentaban en los pasillos del Instituto era que el producto NO era efectivo.
En Cuba algunos pacientes adquirían cápsulas de Anamú en el exterior o se las enviaban familiares desde el extranjero. En la Florida, USA, encontré el producto en las farmacias donde se comercializa en forma de cápsulas.
Hoy encontramos en los medios la información sobre la investigación, desarrollo, y comercialización del Anamú, esto es en Cuba, mediante el empleo de capsulas para ser utilizadas en el tratamiento del Cáncer y el SIDA, aunque también puede emplease como: antiespasmódico, diurético, estimulante y sudorífico. Puede funcionar como analgésico local y antiinflamatorio en afecciones de la piel, contra la artritis, la malaria, el reumatismo y problemas de la memoria, dice la información. ¿Entonces…tenía razón aquel abogado jubilado devenido en Farmacoterapeuta habanero?
Aquí les dejo la información:
Pacientes cubanos - enfermos de cáncer y sida - comenzarán a recibir una píldora natural a base de anamú, una planta medicinal que mejoraría su sistema inmunológico, anunció la prensa oficial.
La isla dispone de 160.000 tabletas del comprimido creado a partir de las hojas y tallos jóvenes de la planta que crece en forma silvestre. La administración comenzará en Santiago de Cuba, la segunda ciudad en importancia al este de La Habana, donde se está produciendo el medicamento.
"Las pretensiones inmediatas de los investigadores son suministrarlo de manera gratuita mediante consultas especializadas", explicó Alexander Batista, director del Centro de Toxicología y Biomedicina de Santiago de Cuba. El cáncer es una de las principales causas de muerte en la isla.
Efectividad del fármaco .Batista sostuvo que la efectividad del medicamento quedó demostrada durante los ensayos preclínicos y toxicológicos meses atrás y que se comercializará fuera de Cuba, pero no precisó la fecha ni ofreció otros detalles.
Anamú.-Correspondiente a la selva amazónica, la Petiveria alliacea L, o Anamú, ha sido ampliamente utilizada en América del Sur para combatir la inflamación gastrointestinal, infecciones bacterianas y algunos tipos de cáncer, según expertos.
El Anamú actúa además como antiespasmódico, diurético, estimulante y sudorífico. Puede funcionar como analgésico local y antiinflamatorio en afecciones de la piel, contra la artritis, la malaria, el reumatismo y problemas de la memoria.

martes, abril 06, 2010

En Cuba la Salud No es para todos.

El país que forma cientos de médicos y enfermeros(as), que establece una férrea socialización de la Medicina, que forma cientos de médicos provenientes de otras latitudes para que la Salud llegue a los más desfavorecidos. El mismo país que envía cientos de médicos al exterior para enfrentar contingencias o practicar el llamado “internacionalismo proletario” El país que promulga, establece y promueve el concepto de Salud para todos. No acepta tratar a un opositor político y le niega los servicios médicos.
Sí, se trata de una clara negación de prestación de ayuda a una persona que, independiente de su posición política, requiere de cuidados médicos. Pero en la mal llamada potencia médica, a este opositor político en grave situación de salud se le niega la asistencia Médica y le dijeron: “ que no lo ingresaba, porque si él se quería morir que fuera para su casa y se tapara la cabeza con una sábana, pues allí estaban en el Hospital sólo los que quieren vivir”.
La información a continuación:
Martes 06 de Abril de 2010 12:00 Agencias .Médicos de la ciudad de Holguín se negaron a ingresar al disidente Franklin Pelegrino, pese a su debilitada salud después de permanecer 40 días en huelga de hambre para exigir la liberación de los 26 presos políticos enfermos, informó Europa Press.
"El médico le dijo que no lo ingresaba, porque si él se quería morir que fuera para su casa y se tapara la cabeza con una sábana, pues allí estaban en el hospital sólo los que quieren vivir", dijo la opositora Martha Beatriz Roque, citada por la agencia.
Según denunciaron allegados del opositor, los especialistas se negaron a ingresar a Pelegrino a pesar de presentar "síntomas evidentes" de deshidratación, que le han llevado a perder el conocimiento en varias ocasiones.
Hasta el momento, sólo se le ha suministrado suero en dos ocasiones, en el policlínico la localidad de Cacocum, donde reside.
Con su ayuno, Pelegrino, un barbero de 38 años, apoya la huelga de hambre que realiza desde el 24 de febrero el periodista independiente Guillermo Fariñas para exigir la liberación de los 26 presos políticos enfermos.
Fariñas está ingresado en un hospital de Santa Clara desde el pasado 11 de marzo, cuando sufrió un segundo colapso, y es alimentado vía intravenosa.

lunes, abril 05, 2010

Liberation: Refers to another process of emancipation, which doctor, nurses and pharmacists must request to travel outside Cuba.

Liberation.
By. Yoani Sanchez.
This is not the chronicle of a woman who manages to escape from her abusive husband, nor the story of a teenager who runs away from authoritarian parents. The title refers to another process of emancipation – complicated and feudal – that doctors, nurses and pharmacists must request to travel outside the island. Under the significant name of “liberation,” there is a mandatory process that Public Health workers must complete to be allowed to leave, temporarily or permanently. Included in the record of the possible traveler is whether he owns his own home or car, because the State will confiscate those if he does not return within 11 months. The paperwork passes through numerous levels of authorization that can delay it a year or a decade. Many never receive a reply.
Mario saw patients in a specialized practice and began to be seen as a deserter when he announced a desire to reunite with his family across the sea. He was immediately punished by being assigned to a position of general practitioner in an emergency room far from his house. They reminded him every day that the degree hanging on the wall in his living room had been given to him by the Revolution, which he now was betraying. Forced to swallow it whole, he endured the four years of repeated jabs and investigation for his safe-conduct to leave the country, which the minister of his branch still had not signed. “We have many cases, we can’t cope,” the secretary repeated, and his exiled wife broke into tears on the telephone when he told her. His children, meanwhile, were growing up in some distant place without a father.
In the midst of his impotence, Mario came to reproach his mother for having encouraged him to study medicine. “Why didn’t you warn me!” he shouted one afternoon, when he could no longer bear the white coat that had become his shackles. When they finally allowed him to board the plane, a circle of baldness delineated the middle of his head and a nervous tick had taken control of his hands. To those who welcomed him in a distant airport, he was not the enterprising orthopedist from years ago, but someone who had decided to have nothing to do with hospitals. The agonizing process of “liberation” had taken away any desire to fix a knee or correct an ankle; he couldn’t stop thinking that it was that profession that had separated him from his family.
Source: Generacion Y