jueves, diciembre 27, 2012

Un padre cubano va por una dieta para su hijo enfermo y le dicen que “a los contrarrevolucionarios hay que darles candela”.

Un padre cubano en busca de una  dieta para su hijo enfermo de colitis idiopática crónica le responden que “a los contrarrevolucionarios hay que darles candela”; esto en una oficina del Partido comunista cubano, partido gobernante, que soluciona un problema de un niño aquejado de una enfermedad crónica, amenazando al padre.
Crístofer de 6 años, condenado al hambre
Alexis Torres Pérez, vecino de la calle Aguilera, No. 10 A en el municipio de Niquero en la provincia de Granma, quiere dar a conocer que, su hijo de 6 años de edad, llamado Crístofer Torres Viltre está diagnosticado de colitis idiopática crónica, por lo que la doctora Yolili  Mompié Santos, especialista del policlínico del municipio, le indicó dos dietas: la No. 3024 A para yogurt, carne y leche y la No. 42009 para carne y pollo, ya que el niño requiere ese tipo de alimentación.
Al acudir a la OFICODA (Oficina de Control de Alimentos), la directora Idalmis Palma, cuyo teléfono es 23592613, le informó que no puede oficializar esas dietas porque lo que está establecido en el país es que solo se puede tener una.
Se dirigió entonces al municipio del PCC (Partido Comunista de Cuba), donde lo atendió la recepcionista Catalina Vargas y cuando le solicitó entrevistarse con el Primer Secretario, le contestó que a los contrarrevolucionarios hay que darles candela y él le respondió que a los que había que darles candela era a los dirigentes de Niquero por corruptos y ladrones.
No ha podido hablar con el primer secretario, Miguel Álvarez Anaya, porque se esconde y no le da el frente y mientras tanto se pregunta: “¿Qué va a suceder con mi niño enfermo, que no ha podido hacer uso de la dieta indicada por una especialista calificada para ello?”
Granma, 26 de diciembre de 2012.    
Fuente: Red Cubana de comunicadores comunitarios. Recibido por correo electrónico desde Cuba.